Asesinato de reportero horrorizó al mundo: Obama

El presidente de EU calificó de 'brutal' el asesinato del periodista, que fue decapitado por un grupo yihadista, y aseguró que harán lo que sea necesario para que se haga justicia.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió una oración por el periodista James Foley, quien fue decapitado por miembros del grupo yihadista Estado Islámico, y dijo que continuarán enfrentado el terrorismo.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió una oración por el periodista James Foley, quien fue decapitado por miembros del grupo yihadista Estado Islámico, y dijo que continuarán enfrentado el terrorismo. (MIlenio Digital)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, calificó de brutal el asesinato del periodista James Foley, quien fue decapitado por miembros del grupo yihadista Estado Islámico en un video, y dijo que continuarán enfrentado al terrorismo.

"Hoy, el mundo entero está horrorizado por el brutal asesinato de Jim Foley por el grupo terrorista Estado Islámico", dijo Obama en conferencia de prensa.

Obama dijo que habló con la familia del periodista, a quienes dijo que "todos estamos con el corazón roto por su pérdida", pues dijo que las oraciones de los estadunidenses son para ellos.

El presidente estadunidense dijo que el grupo Estado Islámico no actúa por ninguna religión y que sus víctimas son mayoritariamente musulmanas, pues "ninguna fe enseña a la gente a matar a inocentes"

Obama dijo que el grupo yihadista no "tiene lugar en el siglo XXI" y aseguró que "cuando alguien lastima a los estadunidenses en cualquier parte del mundo, hacemos lo que sea necesario para que se haga justicia".

Estado islámico, un grupo extremista yihadista que quiere instaurar un califato en Irak y Siria, difundió un video el martes en el que se muestra la decapitación del periodista estadounidense James Foley y amenazó con matar a otro en represalia por los ataques aéreos estadounidenses en Irak.

En un video difundido en internet, el grupo yihadista muestra a un hombre enmascarado y vestido de negro que degüella a James Foley, quien había sido secuestrado por hombres armados en noviembre de 2012 en Siria.

Foley, de 40 años, era un experimentado corresponsal que cubrió la guerra en Libia antes de dirigirse a Siria para seguir las revueltas contra Bashar al Asad para Global Post, AFP y otros medios.