JFK, vivo aún después de su asesinato

Escuelas, calles, bibliotecas y aeropuertos adoptaron el nombre del célebre presidente como un homenaje tras su muerte en noviembre de 1963.
La Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy, en Boston, Massachusetts.
La Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy, en Boston, Massachusetts. (Especial)

Ciudad de México

Si bien el shock en los Estados Unidos y el resto del mundo por el asesinato del presidente John F. Kennedy tardaría mucho en desaparecer,  no se dudó ni un minuto en rendirle homenaje a través de una serie de monumentos, esto por si la dudosa explicación de su muerte no fuera suficiente para recordarlo hasta nuestros días.

Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy. Ubicada en el barrio de Dorchester, en Boston, junto a la Universidad de Massachusetts, esta biblioteca fue inaugurada el 12 de junio de 1977, más de 10 años después de la muerte del presidente. Fue financiada con las recaudaciones de la Kennedy Library Corporation.

Fue el mismo JFK quien, desde 1961 solicitó el establecimiento de una biblioteca presidencial en Cambridge, Massachusetts, donde, siguiendo el ejemplo de los presidentes Hoover, Roosevelt, Truman y Eisenhower, donaría sus documentos y objetos de interés para el Archivo Nacional de la Biblioteca Presidencial.

Sin embargo, los planes para la Biblioteca Kennedy comenzaron en diciembre de 1963 apenas un mes después de su muerte, cuando los miembros de la familia Kennedy se reunieron con sus colaboradores más cercanos para discutir un memorial adecuado. Aunque muchas sugerencias fueron ofrecidas por gente en todo el país, la señora Kennedy y los demás miembros de la familia del presidente decidieron que la  Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy fuera el único monumento nacional oficial al presidente.

El Instituto de Política de Harvard (IOP) se estableció en 1966 como un monumento viviente al presidente Kennedy con el fin de inspirar a los estudiantes a optar por carreras en la política y el servicio público.

Con recursos de la Kennedy Library Corporation, que recaudó más de 20.8 millones de dólares en aquel tiempo, se edificó además de la Biblioteca y Museo Presidencial John F. Kennedy, el IOP, con el fin de promover la política de manera apartidista.

El Instituto supervisa el Foro John F. Kennedy Jr., uno de los escenarios más importantes del mundo para el discurso político, la discusión y el debate, y ejecuta un programa de becas para asistir a la prestigiosa Universidad de Harvard.

Escuela de Gobierno John F. Kennedy. Conocida comoHKS (Harvard Kennedy School), también forma parte de la Universidad de Harvard y alberga a su vez al IOP.

Esta escuela nació en nació en medio de la Gran Depresión (1930) y en la víspera de la Segunda Guerra Mundial con la donación Lucius N. Littauer, un ex alumno de Harvard, quien tenía la visión de una escuela para una nueva clase gobernante.

Sin embargo, fue hasta 1966, tres años después de la muerte de John F. Kannedy, que esta escuela, una de las instituciones de investigación en ciencias sociales más importantes del mundo, adoptó el nombre del presidente como homenaje.

Memorial John Fitzgerald Kennedy.  Estemonumento fue erigido en 1970 en una plaza en el centro de Dallas, Texas, cerca de donde fue asesinado el presidente.

Pese a que fue aprobado por la misma Jacqueline Kennedy, el diseño de Philip Johnson, que consta de una especie de habitación abierta sin techo, fue muy criticado al considerarse inadecuado para el extinto presidente, quien en algún momento comparó estructuras similares con enormes bloques de Lego.

Aeropuerto Internacional John F. Kennedy.  Ubicado en el barrio de Queens en la ciudad de Nueva York, este aeropuerto propiedad de esa ciudad era como Aeropuerto Idlewild, hasta que el 24 de diciembre de 1963 fue renombrado en honor al 35° presidente.