JFK buscó “hacer del mundo un lugar nuevo”: Obama

El presidente estadunidense honró ayer al mandatario asesinado y aseguró que su lugar en la historia no se debe al magnicidio, sino a que “encarnaba el carácter del pueblo”.
Barack Obama y su esposa ayer en el recinto funerario del mandatario asesinado el 22 de noviembre de 1963.
Barack Obama y su esposa ayer en el recinto funerario del mandatario asesinado el 22 de noviembre de 1963. (Mandel Ngan/AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró anoche que la admiración con la que su país recuerda aún a John F. Kennedy no se debe a su repentino asesinato hace 50 años, sino a que “encarnaba el carácter” de su pueblo: resuelto, amante de la diversión y siempre “decidido a hacer del mundo un lugar nuevo.

“Él permanece en nuestra imaginación no porque se lo llevaron demasiado pronto, sino porque encarnaba el carácter del pueblo al que sirvió”, afirmó Obama en un breve discurso durante una gala de homenaje a los 16 galardonados ayer con la Medalla de la Libertad.

“Era resuelto, resistente, valiente y amante de la diversión, desafiante a la hora de enfrentar tareas imposibles; pero sobre todo, decidido a hacer del mundo un lugar nuevo, sin quedarse nunca con los ‘¿qué habría pasado sí?’ y preguntándose en su lugar ‘¿qué pasará sí?’”, continuó Obama refiriéndose al mandatario asesinado hace medio siglo en la ciudad de Dallas, Texas.

“Su idealismo, su sobrio idealismo, nos recuerda que el poder de cambiar este país es nuestro”, agregó. “Cincuenta años más tarde, JFK es recordado para la posteridad como era en vida: joven y audaz y osado”.

Kennedy “podría haberse retirado a una vida de lujo y facilidades, pero eligió en su lugar una vida en la arena política”, siguiendo a veces lo establecido y “desafiándolo en ocasiones”, apuntó el presidente, que habló dos días antes del 50 aniversario del asesinato de JFK, el 22 de noviembre de 1963.

Obama extendió el homenaje a toda la familia Kennedy, una dinastía política que continúa viva en la hija de JFK, Caroline, nueva embajadora de EU en Japón, o en el joven Joseph Kennedy III, congresista por Massachusetts, recordó el mandatario.

“El legado de JFK continuó en sus hermanos y hermanas, que han seguido con su lucha por la libertad”, anotó. Todos ellos comprendieron, como John F. Kennedy, que serían recordados por “sus contribuciones al espíritu humano”.

Una de esas aportaciones es la Medalla de la Libertad, que fue concebida por John F. Kennedy hace 50 años y se ha otorgado en todo este tiempo a más de 500 personas por su excelencia en muy diversos campos.

“Este es el verdadero legado vivo de la familia Kennedy”, aseguró el Ejecutivo estadunidense.

La frase “no preguntes lo que puede hacer tu país por ti, pregúntate lo que tú puedes hacer por tu país” resumía la idea de Kennedy de que la fuerza de una nación estaba en su pueblo, afirmó.

“Ese espíritu se refleja hoy en muchos hechos cotidianos, como por ejemplo en la unión de la ciudad de San Francisco, que la semana pasada hizo posible que un niño que se recupera de cáncer hiciera realidad su sueño de convertirse en superhéroe, ‘Batkid’, por un día, concluyó

Obama no viajará a Dallas mañana, en que se prevé que doblen las campanas de la ciudad y después, pasado el mediodía, se haga el silencio en la Plaza Dealey, el lugar donde Kennedy fue asesinado por los disparos de Lee Harvey Oswald, según las conclusiones de la comisión oficial que investigó el crimen.

El presidente prevé reunirse mañana en privado en la Casa Blanca con líderes y voluntarios de los Cuerpos de Paz, también creados por Kennedy y que han servido en más de 130 países en cuestiones relacionadas con salud pública y preservación medioambiental.

Claves

Visitan tumba

- Barack y Michelle Obama, acompañados por Bill y Hillary Clinton, visitaron ayer la tumba de John F. Kennedy, en Washington, para conmemorar el 50 aniversario de su asesinato.

- En la ceremonia estuvo ausente la hija de JFK, Caroline, pues recientemente asumió como embajadora de EU en Japón.

- La visita de Obama y los Clinton al simbólico lugar alimenta las especulaciones sobre un eventual apoyo del actual presidente a Hillary Clinton como candidata a sucederlo.