Italia: hallan los cuerpos de otros 83 inmigrantes

La ministra de Integración, Cecile Kyenge, pide que no se repita una “tragedia” como la del jueves; propondrá una política migratoria menos severa, sin leyes “punitivas”.
Una de las tumbas con los muertos africanos en el cementerio de Lampedusa.
Una de las tumbas con los muertos africanos en el cementerio de Lampedusa. (Antonio Parrinello/Reuters)

Lampedusa

Buzos italianos encontraron ayer 84 nuevos cuerpos del barco que el jueves naufragó cerca de Lampedusa, una “tragedia” que no debe repetirse, tal como dijo la ministra italiana de Integración, Cecile Kyenge.

Ante la magnitud de la tragedia, las peticiones para que se modifiquen las políticas europeas de inmigración se multiplican.

La operación de recuperación de los cadáveres, suspendida el viernes debido al estado del mar, se retomó la mañana de ayer y los submarinistas describieron escenas de pesadilla a unos 50 metros de profundidad con cuerpos atrapados en el barco hundido, abrazados unos a otros o desperdigados en el fondo arenoso, según relató Antonio D’amico, un policía responsable de los buzos.

El balance asciende por tanto a 195 cuerpos recuperados, del total de los 518 migrantes que viajaban en un barco clandestino que había zarpado de Libia y que se hundió el jueves por la mañana tras declararse un incendio accidental.

De ellos, 155 personas fueron rescatadas con vida (una de ellas, el traficante), y las autoridades temen que el balance final ascienda a 300 o 360 muertos.

Según Alí, sobreviviente de 25 años, el fuego se declaró en el barco cuando el capitán prendió una camiseta para llamar la atención de los guardacostas italianos.

“Cuando la gente vio las llamas, se precipitaron al otro lado y el barco se desequilibró. Mucha gente cayó al agua”, explicó Alí.

Las autoridades se plantean reflotar el barco, hundido a medio kilómetro de la costa a 47 metros de profundidad, para continuar con la búsqueda.

Antes de viajar a Lampedusa, la ministra italiana de Integración pidió en una entrevista concedida al Corriere della Sera que no haya “más tragedias como esta”, y consideró que son necesarias políticas de “prevención”.

Kyenge abogó por políticas de inmigración menos severas y anunció que triplicarán el número de plazas en los centros italianos para inmigrantes, “de ocho mil a 24 mil”.

El centro de acogida de Lampedusa está saturado, con solo 250 plazas para mil personas, en un año en que a Italia llegaron 30 mil inmigrantes.

Roma hizo que la inmigración figure entre los temas a tratar en el Consejo europeo de ministros del Interior este martes en Luxemburgo.

Kyenge explicó que ahora en los flujos migratorios se trata más de refugiados que huyen de conflictos que de migrantes económicos. “Las leyes no pueden ser punitivas”, aseguró.

La ministra también abogó por modificar una ley adoptada por el jefe de gobierno Silvio Berlusconi que considera a todos los migrantes “sospechosos” de inmigración clandestina y sanciona a los civiles que los ayuden.

Pero las propuestas de Kyenge no gozan de consenso en el seno del gobierno italiano, cuyo ministro del Interior, Angelino Alfano (que irá al Consejo de mañana) es miembro del partido de Berlusconi.

El jefe del Ejecutivo, Enrico Letta, anunció ayer una visita del presidente de la Comisión Europea, José Durao Barroso, el miércoles a Lampedusa.

Letta aludió también a la porosidad de las fronteras libias. “Nuestro problema se llama Libia. Todo ha cambiado en los últimos dos años, iremos allí para hacer adoptar normas más estrictas”, expresó.

También dijo que “Italia no puede ser el primer país (de entrada de migrantes africanos) y asumir todo el peso sobre sus espaldas”.

Por su parte, el jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, dijo ayer que París podría llevar la cuestión de la inmigración a la próxima cumbre del Consejo Europeo, el 24 y 25 de octubre.

En tanto, una petición del semanario italiano L’Espresso reclamando que el premio Nobel de la Paz sea concedido a la isla de Lampedusa lleva reunidas más de 37 mil firmas.

En el Angelus de ayer, el Papa Francia también llamó a “dejar llorar (nuestro) corazón en silencio” por todas las víctimas del naufragio, que conmocionó a los habitantes de Lampedusa por la dimensión de la catástrofe.

Claves

Cifras del naufragio

- Filippo Marini, comandante de la guardia costera, dio a conocer que ayer reanudaron las labores de rescate de los cuerpos, luego de dos días de suspensión a causa del mal tiempo.

- En total fueron rescatadas con vida 155 personas, pero según los sobrevivientes, en la embarcación viajaban 518 indocumentados de nacionalidad eritrea y somalí, por lo que aún faltaría recuperar 168 cuerpos.

- Entre 17 mil y 20 mil migrantes perecieron en su intento de cruzar el Mediterráneo en los últimos 20 años, según cifras de diversas organizaciones civiles (ONG).