Israel retira tropas de Gaza; inicia tregua de 72 horas

Los vehículos blindados y la infantería de Israel, que serán redistribuidos en la frontera, se retiraron de la Franja de Gaza, con lo que inicia una tregua de 72 horas, dijo el teniente Peter Lerner.

Gaza

Israel retiró a sus fuerzas terrestres de la Franja de Gaza y comenzó una tregua de 72 horas con el grupo palestino Hamás mediada por Egipto, en un primer paso hacia negociaciones que permitan el alto al fuego permanente del conflicto que se ha extendido por un mes.

Los vehículos blindados y la infantería de Israel se retiraron de la Franja de Gaza antes de la tregua, y un portavoz militar dijo que se había completado su objetivo principal de destruir los túneles de infiltración a través de la frontera.

Las tropas y los tanques serán "redistribuidos en posiciones defensivas fuera de la Franja de Gaza y vamos a mantener esas posiciones", dijo el portavoz teniente coronel Peter Lerner, lo que refleja la disposición de Israel a reanudar la lucha en caso de ataques palestinos.

Minutos antes de que el alto el fuego comenzara a las 8:00 hora local (5:00 GMT), Hamás lanzó una salva de cohetes, describiéndolos como venganza por las "masacres" de Israel.

El sistema antimisiles de Israel derribó un cohete sobre Jerusalén, dijo la policía. Otro alcanzó una casa en una localidad cerca de Belén, en la Cisjordania ocupada. No hubo víctimas.

Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamás, dijo que la ofensiva israelí en el territorio densamente poblado fue un "fracaso al 100 por ciento".

Israel, en tanto, envió funcionarios a sumarse a negociaciones en El Cairo a fin de sellar un acuerdo durante el transcurso de la tregua.

"Los delegados partieron hace una hora. Asumo que ya han llegado a Egipto", dijo un funcionario israelí.

En la Franja de Gaza, donde cerca de medio millón de personas han sido desplazadas por los combates, algunos residentes que transportaban colchones y que caminaban con sus hijos dejaron los refugios de Naciones Unidas para regresar a barrios donde cuadras completas han sido destruidas.

Sentado sobre un montón de escombros en el borde de la ciudad norteña de Beit Lahiya, Zuhair Hjaila, un palestino de 33 años y con cuatro hijos, dijo que había perdido su casa y su supermercado.

"Esta es una destrucción completa", dijo. "Nunca pensé que volvería a encontrar una zona de terremoto", declaró.

Acusan de crímenes de guerra

Mientras la tregua se asentaba en Gaza, el ministro de Relaciones Exteriores palestino, Riad al-Malki, dijo que existía "clara evidencia" de crímenes de guerra cometidos en el enclave por parte de Israel durante su ofensiva y se reunió con fiscales de la Corte Penal Internacional (CPI) para pedirles que realizaran una investigación.

Malki dijo que la autoridad palestina quería entregar jurisdicción a la CPI para que indague acusaciones de crímenes de guerra cometidos por todos los bandos y que discutió un calendario a seguir con los fiscales. No se dieron más detalles.

Al sumarse a los preceptos de la corte de La Haya, los Territorios Palestinos estarían expuestos automáticamente a posibles investigaciones sobre crímenes cometidos dentro de sus fronteras y podrían entregar jurisdicción para indagar delitos que se remontan al 1 de julio del 2002.

"Si se determina que hubo acciones cometidas por grupos palestinos (contra Israel), entonces estamos listos para aceptarlo (...) Pero nada se compara con las atrocidades, con la masacre, cometida por Israel", indicó el ministro.

Varios intentos de tregua previos de Egipto y otras potencias regionales, supervisados por Estados Unidos y Naciones Unidas, no lograron calmar los peores enfrentamientos en dos años entre israelíes y palestinos.

Un funcionario israelí dijo que en la hora antes de que el alto el fuego entrara en vigor, el espacio aéreo civil sobre Tel Aviv fue cerrado como medida de precaución contra el lanzamiento de cohetes desde Gaza, y los despegues y aterrizajes fueron retrasados en el aeropuerto de Ben-Gurion.

Funcionarios de Gaza dicen que la guerra ha causado la muerte de 1.834 palestinos, la mayoría civiles. Israel dice que 64 de sus soldados y tres civiles han muerto desde el comienzo del conflicto el 8 de julio.