Matan a palestino con chaleco de prensa; hirió a un soldado

El saldo de los enfrentamientos con soldados israelíes en el "Viernes de la revolución" es de cuatro palestino muertos; uno de ellos usaba un chaleco de prensa al momento del ataque.
Un joven con un chaleco de prensa fue abatido por fuerzas de seguridad israelíes tras atacar y herir a un soldado en la ciudad Cisjordana.
Un joven con un chaleco de prensa fue abatido por fuerzas de seguridad israelíes tras atacar y herir a un soldado en la ciudad Cisjordana. (Reuters)

Franja de Gaza, Palestina

Los enfrentamientos con soldados israelíes en el "Viernes de la revolución" dejaron un saldo de cuatro muertos, mientras que otro joven murió como resultado de las heridas del conflicto de ayer, informaron fuentes de sanidad de Ramala.

Un joven con un chaleco de prensa fue abatido por fuerzas de seguridad israelíes tras atacar y herir a un soldado en la ciudad Cisjordana de Hebrón, en el sur de ese territorio.

El palestino estaba vestido como fotógrafo de prensa "lo que le permitió acercarse a los soldados" dijo un portavoz militar.

Imágenes no autentificadas del incidente divulgadas por internet muestran un hombre yaciendo en el suelo, con un peto amarillo y una camiseta con la inscripción "press".

Más tarde, otro joven murió en la aldea de Beit Furiq, al este de Nablus, en el norte de Cisrjodania, también en choques con el Ejército israelí.

Por su parte, dos jóvenes fallecieron en los disturbios con las fuerzas armadas en la Franja de Gaza.

Una portavoz del Ejército israelí explicó que "cientos de palestinos se juntaron a lo largo de la verja de seguridad, tirando piedras y neumáticos ardiendo para tratar de dañar la cerca, lo que supone un riesgo de seguridad".

"La amenaza de infiltración es una amenaza directa a las comunidades cercanas. Se ha declarado una zona militar cerrada a los alrededores de Nahal Oz", dijo la portavoz militar, y añadió que las fuerzas "están disparando y utilizando medios de dispersión de masas contra los principales instigadores".

Los incidentes comenzaron tras la difusión por televisión de un mensaje de Ismail Haniye, jefe de facto del gobierno en Gaza y segundo en la jerarquía del movimiento islamista Hamás, quien afirmó que la nueva intifada palestina "está empezando y debe continuar".

"La intifada debe ser más violenta, para defender Jerusalén y la Mezquita de Al Aqsa", dijo el dirigente islamista, quien añadió que "el espíritu de la resistencia" debe ser más profundo "para bloquear todos los intentos de extinguir las llamas de la intifada".

"Las llamas de la intifada se están haciendo más fuertes cuando entran en su tercera semana", se felicitó, pese a que ayer se registró una jornada de calma, la primera en ocho días sin ataques.

En lo que va de mes han muerto 14 palestinos y más de 200 han sido heridos en enfrentamientos con los soldados en Gaza, mientras que en Cisjordania y Jerusalén Este el número de heridos supera los 2 mil y el de muertos se eleva a 22, el último de ellos abatido esta mañana tras atacar y herir a un soldado israelí en la ciudad palestina de Hebrón.