Israel promete respuesta por atentado en sinagoga

Las autoridades israelíes anunciaron que demolerán las casas de los agresores, además levantarán algunas restricciones al porte de armas para reforzar la autodefensa.
Dos palestinos identificados como Rassan y Uday Abu-Jamal ingresaron con un cuchillo, un hacha y una pistola a una sinagoga y mataron a cuatro judíos.
Dos palestinos identificados como Rassan y Uday Abu-Jamal ingresaron con un cuchillo, un hacha y una pistola a una sinagoga y mataron a cuatro judíos. (AP)

Jerusalén, Israel

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, advirtió que responderá con decisión al ataque a una sinagoga, hecho que fue condenado por el líder palestino Mahmoud Abbas.

El jefe del gobierno israelí agregó que el ataques es un resultado directo de la incitación hecha por Hamás y la Autoridad Nacional Palestina (ANP) que encabeza Abbas, pero también de la irresponsable comunidad internacional.

Por su parte el ministro israelí de Seguridad Pública, Yitzhak Aharonovitch, llamó a la comunidad judía de Jerusalén a evitar la venganza y permitir a la policía hacer su trabajo.

No puedo prometer que no habrá otro ataque terrorista, pero sí que estamos haciendo todo para prevenirlo, aunque no podemos estar en todos lados, agregó.

Este martes a las 7:15 horas (4:15 GMT) dos palestinos identificados como Rassan y Uday Abu-Jamal, vinculados con un prisionero palestino liberado en un intercambio con Israel, ingresaron con un cuchillo, un hacha y una pistola a una sinagoga y mataron a cuatro judíos.

Tres de las víctimas también tenían nacionalidad estadounidense, y una británica.

Además dejaron heridos a otros ocho, pero al enfrentar a dos policías murieron, señalaron reportes de la prensa israelí.

Abbas por su parte, condenó la muerte de los fieles judíos y de civiles de cualquier partido, tras llamar a concluir con las incursiones y provocaciones de colonos judíos contra la mezquita de Al Aqsa.

La incursión en la sinagoga fue condenada también por el secretario estadunidense de Estado, John Kerry, quien la calificó como "brutalidad sin sentido" y pidió a los líderes palestinos repudiarla.

Antes, el movimiento islámico Hamás indicó que fue una respuesta al asesinato del conductor de autobús Yusuf Hassanal-Ramouni, quien fue hallado colgado en una terminal de transporte en Jerusalén la noche del domingo, aunque la policía dijo que se trató de un suicidio.

Hamás agregó que también fue una respuesta a los crímenes que comete Israel en la mezquita de Al Aqsa, y llamó a continuar con los actos de revancha.

Israel levanta restricciones al uso de armas

Las autoridades israelíes levantarán algunas restricciones al porte de armas para reforzar la autodefensa, después del atentado en una sinagoga de Jerusalén.

"Levantaré en las próximas horas algunas restricciones al porte de armas", afirmó el ministro de Seguridad Interior, Yitzhak Aharonovich. Según él, esta medida afectará a los israelíes que tengan licencia de armas como los oficiales del ejército fuera de servicio, "o los guardias de escuela o de guarderías", que podrán llevárselas a casa.

El ministro también anunció un "refuerzo de los controles en las entradas y salidas para aislar" algunos barrios de Jerusalén Este, la parte ocupada y anexionada por Israel.

"Vamos a destruir las casas de los terroristas", afirmó el ministro. El ejército suspendió hace casi 10 años este tipo de derribos por considerarlos "contraproducentes".

"Y voy a pedir luz verde al consejero jurídico del gobierno para llevar a cabo detenciones administrativas". Estas sanciones permiten mantener detenido a un sospechoso sin juicio por un periodo de hasta seis meses, renovables de forma indefinida.

ONU y UE piden calma

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (ACNUDH), Rupert Colville, pidió a las autoridades israelíes que "se contengan, que no realicen actos punitivos colectivos, como demoler casas, y que tengan en cuenta las posibles consecuencias inflamatorias de sus actos".

Asimismo, llamó a todas las partes a refrenarse y contenerse para frenar la ola de violencia en la que están sumidos Israel y los Territorios Palestinos Ocupados.

"Hacemos un llamado a israelíes y palestinos para actuar con moderación y a basarse en el respeto a los derechos humanos", concluyó Colville.

Por su parte, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, señaló que la violencia se debe a la falta de un diálogo de paz.

"La falta de avance hacia la solución de dos Estados garantizará sistemáticamente la nueva ronda de violencia. Es hora de que ambos lados se comprometan, promuevan la estabilidad y garanticen la seguridad a largo plazo tanto para israelíes como para palestinos", añadió.

En ese sentido, condenó "con firmeza toda declaración instando o celebrando dichos ataques" y pidió a israelíes y palestinos "evitar cualquier acción que pueda empeorar la situación, como el incitamiento, la provocación, el uso de la fuerza o la retaliación".