Israel reorganiza tropas y bombardea otra escuela

Al menos 19 civiles, entre ellos varios niños, murieron en el séptimo ataque a escuela de la ONU por parte del ejército israelí, que ayer se replegó parcialmente de la Franja de Gaza.
La ONU, el G77 y los Países no Alineados repudiaron la nueva agresión a un colegio lleno de refugiados.
La ONU, el G77 y los Países no Alineados repudiaron la nueva agresión a un colegio lleno de refugiados. (Ibraheem Abu Mustafa/Reuters)

Gaza, Jerusalén

El ejército israelí retiró ayer de la Franja de Gaza a la mayoría de sus efectivos terrestres, pero sin que concluyan sus operaciones contra Hamás, que desde el 8 de julio causaron la muerte a mil 800 palestinos, en su mayoría civiles, según la ONU y 67 israelíes, tres de ellos civiles, según el ejército israelí.

Ayer, 19 civiles murieron, al menos tres niños entre ellos, y 35 resultaron heridos un bombardeo israelí a una casa y una escuela de Naciones Unidas, abierta como refugio a unos tres mil palestinos que han perdido sus hogares por los bombardeos de Israel. Fue el séptimo ataque a un sede onusiana desde el inicio de la ofensiva militar Marco protector.

 Según Robert Turner, director de operaciones de la Agencia para los Refugiados Palestinos de la ONU en Gaza (Unrwa), al menos un  miembro del organismo falleció.

“Hemos dado a Israel la ubicación de nuestras instalaciones en varias ocasiones”, dijo Turner. “Saben dónde están los refugios. No tengo idea de por qué sigue pasando esto. No tengo palabras para describirlo”.

Dentro de la escuela se vivió una situación caótica, con numerosos cuerpos desperdigados sobre el piso. “Nuestra confianza y nuestra fe están en manos de Dios”, dijo una mujer entre sollozos.

Muchos de los heridos, entre ellos también niños, fueron llevados al hospital kuwaití en Rafa (sur), frontera con Egipto donde se están concentrando los nuevos ataques de Israel.

El titular de la ONU, Ban Ki-moon calificó el hecho de “ultraje moral” y “acto criminal”, aunque no acusó a nadie en particular, mientras que Jen Psaki, vocera del Departamento de Estado de Estados Unidos, dijo que el titular, John Kerry, estaba “horrorizado”.

Según el ejército israelí (Tsahal), el ataque fue en respuesta a la agresión de tres milicianos de Yihad Islámica que lanzaron cohetes cerca de la escuela, lo que no fue posible comprobar en forma independiente, como tampoco ninguna de las afirmaciones anteriores de Israel , de que el Hamás usa a los civiles o instalaciones donde éstos se encuentren como “escudos humanos” para atacar al ejército israelí.

El vocero del Tsahal, Peter Lerner, confirmó el repliegue de tropas pero dijo que la operación no ha concluido. “Hemos causado un daño sustancial a la red de túneles y básicamente acabado con esta amenaza y la hemos reducido a su mínima expresión”, detalló Lerner.

El sábado, el premier israelí, Benjamín Netanyahu, no puso fecha para el fin de la intervención, en medio de fuertes críticas mundiales por la masacre de los palestinos. En 28 días murieron mil 800 gazatíes, en su mayoría civiles, según la ONU y 67 israelíes, de ellos tres civiles, según informó el Tsahal.

“Ventana humanitaria”

Desde el viernes la ciudad de Rafa, que incluye el único paso hacia Egipto, bloqueado desde 2007 como  toda la Franja, está bajo el fuego del Tsahal, tras la muerte de tres soldados israelíes que puso fin a una breve tregua.

Una misión palestina con seis miembros del Hamás entregó ayer al mediador egipcio sus exigencias para una tregua permanente, entre ellas levantar el bloqueo a Gaza por por aire, tierra y mar.

En Nueva York, en un pronunciamiento conjunto, el Grupo de los 77 (G77) y China y el Movimiento de Países No Alineados llamaron a la ONU a buscar un inmediato cese del fuego “y garantizar un escenario de paz y seguridad justa y duradera”, en Gaza.

El G77 condenó “enérgicamente la agresión militar de Israel,  la Potencia ocupante, contra el pueblo palestino en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Este, que ha causado numerosas bajas civiles”.

Kerry, también espiado

El secretario de Estado de EU, John Kerry, fue espiado por la inteligencia israelí durante las negociaciones de paz de 2013, afirmó el semanario alemán Der Spiegel.

Citando como fuente los servicios secretos, añadió que Israel tenía pinchado un teléfono no seguro que el canciller Kerry usó en la fase álgida de las últimas pláticas de paz israelí-palestinas.

Kerry usaba un teléfono codificado, pero también una línea normal con enlace de satélite, añadió el medio, y aclaró que ninguna de las partes quiso hacer un comentario al respecto.