Israel reivindica a Nisman y acusa a Irán de sembrar terror

Un ministro israelí afirmó hoy que el fiscal argentino murió buscando la verdad del atentado contra la AMIA, que atribuyó a Irán, mientras un fiscal general pidió hoy investigar su denuncia contra ...
Una mujer sostiene una foto de Nisman durante una manifestación ante el Palacio de Justicia de Buenos Aires
Una mujer sostiene una foto de Nisman durante una manifestación a los meses de su muerte ante el Palacio de Justicia de Buenos Aires (EFE)

Buenos Aires

El fiscal argentino Alberto Nisman murió buscando la verdad del atentado contra la mutual judía AMIA en 1994, que atribuyó a Irán, país que "siembra el terror", afirmó hoy un ministro israelí al conmemorarse 23 años del ataque contra su embajada en Buenos Aires.

La investigación del ataque a la sede diplomática está en manos de la Corte Suprema de Justicia que en 1999 lo atribuyó a un grupo del movimiento chiita libanés Hezbolá, aunque nunca hubo procesados, detenidos ni juzgados y la causa sigue abierta.

"Bendita sea su memoria (de Nisman), pagó con su vida el intento de llegar a la verdad", dijo el ministro de Agricultura de Israel, Yair Shamir, al hablar en nombre del gobierno de Benjamin Netanyahu en un acto en homenaje a los 29 muertos y 200 heridos del atentado de 1992 que voló la sede diplomática.

El ministro habló desde un estrado montado en la plaza seca (de cemento) donde hasta el 17 de marzo de 1992 estuvo la Embajada, y hoy hay 22 árboles en memoria de las 22 víctimas identificadas, cuyos nombres fueron leídos al inicio del acto, tras escucharse el ulular de una sirena quebrando el silencio en medio de la ciudad.

El jefe de gabinete Aníbal Fernández, que asistió al acto en representación del gobierno de Cristina Kirchner, recibió algunos abucheos luego de haber tildado la víspera a Nisman de "sinvergüenza".

La crítica de Fernández se produjo luego de que se divulgara que su colaborador Diego Lagomarsino, único imputado en la causa de la muerte del fiscal por haberle prestado el arma que lo mató, revelara que debía reintegrarle cada mes la mitad de su salario de 40 mil pesos (4,600 dólares).

El fiscal que investigaba el atentado a la AMIA en 1994 apareció muerto el 18 de enero en el baño de su casa de un disparo en la cabeza de un arma calibre 22, y su deceso significó un cimbronazo para el escenario político del país.

Nisman, enarbolado como mártir por un sector de la justicia en el marco de una fuerte disputa con el gobierno, había denunciado cuatro días antes de morir a Kirchner y a su canciller, Héctor Timerman, de buscar encubrir a los acusados iraníes.

La denuncia deberá ser investigada ahora por una cámara de apelaciones, según un dictamen emitido este jueves por el fiscal de segunda instancia Germán Moldes.

Israel: Irán detrás de todo

El ministro Shamir aseguró que "los viles terroristas perpetradores del atentado (a la Embajada israelí) han sido financiados y entrenados por Irán", al que "el mundo trata de apaciguar (como) un nido de víboras".

Al evocar a Nisman, el ministro israelí recordó que con su investigación sobre la AMIA "se demostró que detrás del atentado estaba Irán y su brazo armado Hezbolá". "Irán continúa sembrando terror y destrucción en todo el mundo", aseguró y advirtió que "si permanecemos de brazos será el fin del mundo civilizado".

En el homenaje, con presencia jóvenes estudiantes de escuelas judías de Buenos Aires, el ex encargado de prensa de la embajada Jorge Cohen, habló en nombre de los familiares de las víctimas y los sobrevivientes.

"Pasaron días, semanas, meses, años, y sabemos lo mismo que al principio", dijo Cohen al evocar cómo salió caminando de la sede diplomática y blanco de tierra en medio de los escombros aquel trágico 17 de marzo.

"¿Eran alienígenas? ¿Eran invisibles?", se preguntó en un emotivo discurso que arrancó lágrimas, al cuestionar la falta de resultados y de detenidos. Kirchner declinó de asistir al acto al recordar que el aniversario se cumplió el martes, día en que la mandataria se reunió con sobrevivientes y familiares de las víctimas.

"En verdad, para mí, había un solo homenaje: el día 17 de marzo y junto a ellos, las víctimas y los familiares" del atentado, sostuvo a través de redes sociales. Kirchner reprochó que "el Estado de Israel jamás se presentó como querellante en la causa de la Embajada".

Fiscal pide investigación

Mientras, un fiscal general pidió hoy a la Justicia argentina investigar la denuncia presentada por el fallecido Alberto Nisman contra la presidenta argentina, Cristina Fernández, por presunto encubrimiento de sospechosos iraníes de un atentado contra intereses judíos.

El fiscal Germán Moldes solicitó revocar el fallo en primera instancia del juez federal Daniel Rafecas, quien desestimó la denuncia contra la mandataria argentina y varios colaboradores presentada por Nisman cuatro días antes de morir en circunstancias aún sin aclarar.

En su escrito ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, Moldes sostuvo la apelación realizada por su colega Gerardo Pollicita y destacó que es necesario investigar porque "lo contrario importa la renuncia a la verdad" y a la "justicia".

Además, solicitó también realizar medidas de prueba para "poder arribar a una conclusión válida". Moldes consideró que "inapropiada" y "prematura" la decisión de Rafecas favorable a Fernández.

"Así como la lentitud exaspera, desanima y a veces, indigna, la aceleración precipitada e imprudente con frecuencia lastima, confunde culpables con inocentes y suele desembocar en desilusión", advirtió el fiscal en su presentación.

La decisión de investigar las acusaciones de Nisman o de desestimarlas recae ahora en los tres jueces de la Sala I de la Cámara Federal, que tienen cinco días hábiles para pronunciarse.

Fernández fue acusada por Nisman de estar detrás de un plan para encubrir a los sospechosos iraníes del atentado contra la mutua judía AMIA en 1994, que se cobró 85 muertos. La denuncia del fiscal alcanza al canciller argentino, Héctor Timerman, al diputado oficialista Andrés Larroque y a varios referentes kirchneristas e iraníes.

En su demanda judicial, Nisman, fiscal especial del caso AMIA, sostuvo que el memorándum de entendimiento firmado entre Argentina e Irán en 2013 pretendía "fabricar la inocencia" de los acusados iraníes, sobre los que pesan pedidos de búsqueda y captura emitidos por Interpol, y además acceder al petróleo de Teherán a cambio de granos.

La muerte del fiscal especial del caso AMIA, ocurrida el pasado 18 de enero, conmocionó a la sociedad argentina y supuso un duro golpe para el Gobierno al inicio del año electoral, que culminará con los comicios presidenciales del próximo octubre.

Tras dos meses del deceso de Nisman, la investigación sigue sembrada de dudas y contradicciones, entre las que sobresalen las diferentes posturas sostenidas por los investigadores oficiales y los de la querella, encabezada por la ex mujer de Nisman, Sandra Arroyo Salgado.

Arroyo Salgado asegura que "a Nisman lo mataron", mientras que la fiscal Viviana Fein, a cargo de la investigación oficial, considera que no hay pruebas concluyentes para descartar el suicidio.

Mientras, la relación entre el fiscal y el único imputado, Diego Lagomarsino, se complica cada día más con nuevas revelaciones, entre las que esta semana se ha conocido que compartían una cuenta bancaria en Estados Unidos y que Lagomarsino entregaba la mitad de su sueldo a su jefe.

La denuncia contra Fernández ha acrecentado las críticas de la mandataria contra el Poder Judicial y ha abierto una división en su seno. La presidenta ha visto, además, como prosperaba otra causa abierta por distintas irregularidades en la gestora de uno de sus hoteles en la Patagonia argentina.

También el vicepresidente argentino, Amado Boudou, tiene problemas con la justicia, ya que está procesado por presuntas negociaciones incompatibles con su cargo y por cohecho pasivo en el caso de la compra irregular de la imprenta de papel moneda Ciccone Calcográfica, a través de la empresa The Old Fund.