Israel detiene a 13 palestinos y cierra dos centros de Hamás

Los arrestos se practicaron en diferentes lugares de la Cisjordania ocupada, y durante el operativo se cerraron dos instituciones en Cisjordania vinculadas al movimiento islamista.

Jerusalén

Un total de 13 palestinos fueron detenidos anoche en Cisjordania como parte del dispositivo de búsqueda de los dos presuntos autores del asesinato de tres estudiantes judíos hallados muertos el lunes cerca de Hebrón, informó el Ejército israelí.

Una portavoz explicó que los arrestos se practicaron en diferentes lugares de la Cisjordania ocupada, y que durante el operativo también se cerraron dos instituciones en Cisjordania vinculadas al movimiento islamista Hamás, al que Israel acusa del asesinato.

Fuentes palestinas detallaron, por su parte, que los soldados israelíes detonaron una carga explosiva para entrar en una de esas instituciones caritativas y de propaganda afiliada a Hamás en el área de Beit Kahil, cerca de donde fueron hallados los cadáveres, tiroteados.

Los uniformados se llevaron material informático y otra documentación entre el lanzamiento de piedras por parte de habitantes de la zona, explicaron las fuentes.

La agencia de noticias Maan afirma, por su parte, que tres personas resultaron heridas por disparos israelíes en Srif, al norte de Hebrón, cuando estos intervinieron para detener un enfrentamiento entre vecinos y un grupo de colonos ultranacionalistas que rodearon una casa.

Detalla, además, que las tropas israelíes penetraron igualmente en el campo de refugiados palestinos de Al Arrub, en Hebrón, donde registraron viviendas

Con estos arrestos, asciende a más de 475 la cifra de palestinos detenidos en Cisjordania -según el Ejército israelí- durante la operación de búsqueda de los tres jóvenes desaparecidos y después asesinados, iniciada hace 20 días.

Un número que organizaciones palestinas elevan a cerca de 600 detenidos y entre los que se incluyen más de medio centenar de presos liberados en el canje por Shalit.

Durante el operativo, también han muerto siete palestinos, cinco de ellos por disparos directos del Ejército israelí.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció que el operativo se ampliará y se extenderá el tiempo que Israel considere necesario y que su objetivo, junto a la búsqueda de los autores, es debilitar toda la estructura en Cisjordania de Hamás, que no ha reivindicado la acción.