Israel continúa la colonización pese a tensiones con palestinos

El gobierno de Netanyahu aprobó hoy la construcción de 200 nuevos asentamientos en Jerusalén Este a pesar de las críticas internacionales, y no participará en la comisión de la ONU sobre la guerra ...
Un palestino enseña una copia del Corán ardiendo dentro de una mezquita incendiada por colonos israelies en Al Mughayir, cerca de Shilo
Un palestino enseña una copia del Corán ardiendo dentro de una mezquita incendiada por colonos israelies en Al Mughayir, cerca de Shilo (AFP)

Jerusalén

Israel aprobó hoy la construcción de 200 nuevos asentamientos en Jerusalén Este a pesar de las críticas internacionales contra una colonización que contribuye a la actual escalada de tensión con los palestinos.

La violencia continuó con el incendio de una mezquita de madrugada en Cisjordania y el lanzamiento horas antes de un cóctel molotov contra una antigua sinagoga en una localidad árabe del norte de Israel.

El aumento de la tensión debería centrar las conversaciones previstas para hoy y mañana en Ammán entre el secretario de Estado estadunidense John Kerry y el rey Abdalá II de Jordania y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas.

"La situación se volvió explosiva y no podemos esperar más", dijo el portavoz de la presidencia palestina Nabil Abu Rudeina. "Hay que desactivar esta situación explosiva", dijo en la misma línea el ministro israelí de Finanzas, Yair Lapid.

El recrudecimiento de la violencia hace temer una tercera Intifada, en referencia a los dos levantamientos populares palestinos que dejaron miles de muertos de 1987 a 1993 y de 2000 a 2005.

Tras dos atropellos intencionados, que dejaron seis muertos, entre ellos los dos atacantes palestinos, y dos muertes a cuchilladas el lunes en Cisjordania y Tel Aviv, los israelíes desarrollaron de nuevo un sentimiento de inseguridad.

El ayuntamiento, no obstante, aprobó la construcción de 200 viviendas más en el barrio de colonias de Ramot, en la ocupada y anexionada Jerusalén Este, dijo a la AFP Pepe Alalo, consejero municipal opositor.

Una mezquita incendiada

Tanto Alalo como La Paz Ahora se alarmaron de la decisión. "Es terrible, en un período tan sensible", subrayó Lior Amihai, un responsable de esta organización israelí contra la colonización.

La continuación de la colonización, esto es, la construcción de viviendas en los territorios palestinos ocupados por Israel, es uno de los factores de tensión que alientan los enfrentamientos en Jerusalén Este de los últimos meses, junto a las detenciones, las intimidaciones y el desempleo.

Al igual que la Ciudad Santa, Cisjordania y las grandes ciudades árabes de Israel también están bajo tensión. En este sentido, el ejército israelí empezó a desplegar refuerzos el lunes en este territorio palestino.

En la localidad cisjordana de Al Mughayir, cerca de la colonia israelí de Shilo, los palestinos acusaron a los colonos de quemar una mezquita durante la madrugada. La planta baja de la mezquita estaba completamente calcinada.

"No pudimos ni acercarnos de lo virulento que era el fuego", dijo a la AFP Faraj Nasan, jefe del consejo de la localidad. El ataque contra la mezquita se produjo en un contexto de creciente cólera palestina después de que tropas israelíes mataran a balazos a un manifestante en el sur de Cisjordania el martes.

"Inmensa preocupación"

La comunidad internacional sigue la evolución de los acontecimientos con preocupación. "Mi preocupación es inmensa", dijo en un comunicado Tony Blair, enviado especial del Cuarteto de Oriente Medio (Naciones Unidas, Unión Europea, Estados Unidos y Rusia), quien, antes incluso del anuncio de las nuevas colonias, advirtió que esta iniciativa "encendería" aún más la situación.

Para el rey de Jordania, la continuación de la colonización "torpedea todos los esfuerzos" para alcanzar la paz. Abdalá II, cuyo país es el guardián de los lugares sagrados para los musulmanes, como la Explanada de las Mezquitas, expresó también su rechazo "total a las repetidas agresiones y provocaciones israelíes", tras recibir al presidente palestino.

Para los palestinos, el estatus de la Explanada de las Mezquitas, controlada por Israel y lugar venerado también por los judíos, es una línea roja. Palestinos y jordanos temen que Israel, a pesar de los desmentidos oficiales, intente modificar el statu quo en vigor, que prohíbe a los judíos rezar allí. Las perspectivas de reanudación de los esfuerzos para tratar de resolver este conflicto de más de 60 años parecen cada vez más lejos.

No a comisión sobre Gaza

De otra parte, Israel no participará en la comisión de Naciones Unidas que investigará supuestas violaciones de las leyes humanitarias y de los derechos humanos cometidas durante la guerra en la Franja de Gaza este verano boreal pasado, anunció este miércoles el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores israelí.

"Dado que la comisión Schabas [por el nombre de su presidente, William Schabas] no es una comisión investigadora, sino una comisión que da a conocer sus conclusiones anticipadamente, Israel no cooperará con la comisión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre el último conflicto con Hamas", señaló en un comunicado el portavoz Emmanuel Nahshon.

Según Nahshon, la decisión se tomó a causa de "la obsesiva hostilidad contra Israel de esta comisión y de las declaraciones de su presidente contra Israel y sus dirigentes". Israel criticó duramente el nombramiento en agosto del juez canadiense William Schabas, quien había declarado un año antes en una conferencia: "Mi ambición es llevar a Netanyahu ante la Corte Penal Internacional".

Israel ya boicoteó la comisión de investigación puesta en marcha por la ONU en 2009 tras la operación "Plomo Fundido". El informe final acusaba al Estado israelí y a los grupos armados palestinos de Gaza de "crímenes de guerra" y de "crímenes contra la Humanidad".

El Consejo de Derechos Humanos estableció en julio esta nueva comisión durante su 21º sesión extraordinaria para que, entre otras cosas, establezca una lista de las "violaciones y crímenes perpetrados" e identifique a los "responsables", con el fin de "terminar con la impunidad".

El grupo islamista palestino Hamas se felicitó por la puesta en marcha de esta comisión, que debe remitir un informe al Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2015. La ofensiva israelí contra los grupos palestinos armados en la Franja de Gaza mató a 2,143 palestinos, principalmente civiles, entre el 8 de julio y el 26 de agosto. Asimismo, 71 personas perdieron la vida del lado israelí, en su mayoría soldados.