Náufrago encontrado en Islas Marshall no es mexicano: SRE

El hombre confirmó que la lancha siniestrada salió del estado de Chiapas, pero dijo ser salvadoreño.
Un niño observa el mar desde una roca en la playa de la costa del Pacífico.
Un niño observa el mar desde una roca en la playa de la costa del Pacífico. (Reuters)

Ciudad de México

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que el náufrago encontrado el viernes pasado en el atolón de Ebon -un archipiélago de las Islas Marshall en el Océano Pacífico- confirmó ser de nacionalidad salvadoreña, oriundo del pueblo de Garita Palmera, Departamento de Ahuachapán, en la República de El Salvador y no mexicano como se pensó en un principio.

En un comunicado la SRE informó que el embajador mexicano en Filipinas, Julio Camarena, estableció contacto con el náufrago, así como con distintas autoridades del archipiélago, entre ellas el canciller Phillip Muller.

Que el embajador Camarena "conversó con el sobreviviente, quien confirmó ser de nacionalidad salvadoreña e indicó que su último lugar de residencia se encontraba en Costa Azul, Tonalá, Chiapas, México, de donde partió la lancha siniestrada. Señaló no tener familiar alguno en México sino en El Salvador".

De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores "las autoridades locales reportan que el afectado manifiesta un precario estado de salud, derivado de su travesía en altamar, pero que se encuentra en proceso de recuperación".

Relaciones Exteriores informó que se estableció contacto con el gobierno de El Salvador con la finalidad de informar acerca de la situación de su connacional y determinar la forma en la que México pueda colaborar con las autoridades salvadoreñas para que se brinde el resto de la asistencia y protección consular que corresponde.

El viernes 31 de enero pasado un hombre muy demacrado llegó en una embarcación arrastrada por el mar al atolón de las Islas Marshall, ubicado a más de 12 mil 500 kilómetros de México, desde donde afirmó haber salido hace 16 meses.

El hombre rescatado afirmó que salió de México rumbo a El Salvador en septiembre de 2012 con un compañero que murió en el mar durante la travesía.