Islamistas somalíes reclaman masacre de 49 personas en Kenia

Además de reivindicar el ataque lanzado el domingo contra una ciudad costera keniana, los "shehab" pidieron a los turistas y extranjeros abandonar el país, y justificaron las ejecuciones como una ...

Mpeketoni

Los islamistas somalíes shebab reivindicaron el ataque lanzado el domingo contra una ciudad costera cerca del turístico archipiélago de Lamu (este), que dejó 49 muertos, y pidieron a los turistas y a los extranjeros que se vayan del país.

Un grupo de unos 50 hombres con armas pesadas penetró el domingo en la noche en la ciudad de Mpeketoni, cerca del turístico archipiélago de Lamu (este) y disparó contra los civiles, en la operación más violenta de un comando shebab desde el ataque al centro comercial Westgate de Nairobi en septiembre de 2013, que dejó 67 muertos.

Los shebab, vinculados a Al Qaeda, afirmaron en un comunicado que el ataque era en respuesta "a la represión brutal del gobierno keniano contra los musulmanes en Kenia" y "a la masacre de musulmanes inocentes en Somalia". Además, advirtieron a los turistas de que "Kenia es ahora oficialmente una zona de guerra y que los turistas que visiten el país lo harán por su cuenta y riesgo".

Ligeramente retirada del océano Índico y a unos treinta kilómetros de la turistíca ciudad de Lamu, patrimonio mundial de la UNESCO, la ciudad de Mpeketoni ofrecía el lunes un espectáculo de desolación. Entre los escombros todavía se escuchaban gritos de dolor. En el interior de las modestas viviendas yacían cadáveres rodeados de charcos de sangre. Aún salía humo de las casas incendiadas.

"Dejaban de lado a las mujeres y niños. Todos los que fueron asesinados eran cristianos. Si uno era musulmán, estaba salvado", declaró a la AFP John Mwagi, un profesor de 44 años que fue testigo del ataque. Los hombres fueron ejecutados "uno tras otro", añadió David Waweru, un joven de unos veinte años.

Según fuentes locales, la zona de Mpeketoni - a un centenar de kilómetros al sur de la frontera somalí - es de mayoría cristiana, mientras que la costa, muy popular entre los turistas occidentales, es principalmente musulmana. "El balance subió a 49 muertos", declaró a la AFP Zipporah Mboroki portavoz de la policía. Entre las víctimas figura un policía que "no estaba en servicio", añadió la vocera. Las víctimas son todas kenianas.

"Había unos 50 asaltantes armados que iban en tres vehículos. Llevaban una bandera de los shebab y hablaban en somalí. Gritaban 'Alá es grande'", declaró el adjunto de la región, Benson Maisori. Los asaltantes atacaron primero la comisaría de policía local pero los agentes respondieron al ataque, según la portavoz de la policía.

Después comenzaron a disparar en las calles antes de entrar en hoteles y restaurantes donde los clientes estaban viendo los partidos del Mundial de fútbol de Brasil. Al menos 20 vehículos y varios inmuebles fueron incendiados. "Se ha reforzado la seguridad en todo el país", afirmó el ministro del Interior Ole Lenku, quien denunció un "acto odioso".

Los disparos siguieron hasta la noche y el ejército desplegó dispositivos aéreos para localizar a los asaltantes, según el Centro Nacional de Gestión de Catástrofes (NDOC). El ataque duró varias horas y luego el comando siguió diseminando el terror en localidades aledañas, especialmente en Kibanoi, a unos seis kilómetros de Mpeketoni.

Los hombres armados "me preguntaron si sabía quienes eran los shebab. Me dijeron que ya que nuestro gobierno se negó a retirar a nuestras tropas de Somalia, vinieron (a Kenia) para dejar solo viudas y huérfanos", relató una lugareña, Anne Gathigi, quien perdió a su marido en el ataque. Kenia ha sido blanco de una serie de ataques desde que el ejército de este país fue desplegado en Somalia, en octubre de 2011, para combatir a los shebab.

El primer ministro somalí Abdiweli Sheikh Ahmed condenó el lunes "los actos de terrorismo, viciosos y cobardes, contra civiles inocentes". En los últimos quince años, esta zona ha sido objeto de varios atentados islamistas, entre ellos un ataque en Mombasa en 2002 contra turistas israelíes que dejó trece muertos.

Con el ataque de Mpeketoni, el número de muertos desde principios de año en Kenia, en operativos atribuidos a los shebab o a sus simpatizantes, se eleva a 77. Estados Unidos condenó hoy "en los términos más enérgicos" el ataque de los militantes Shebab. "En ninguna sociedad puede haber lugar para abominables acciones de violencia como éstos", dijo la portavoz del departamento de Estado Jennifer Psaki a los periodistas.