Irán no ve obstáculos para tener "relaciones económicas saludables" con EU

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán insistió en que Irán no mantiene ningún tipo de sanción contra las empresas estadounidenses que quieran trabajar allí.

Teherán

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, afirmó hoy que no ve "ningún obstáculo" para que su país pueda tener "relaciones económicas normales y saludables" con EEUU, si bien no es algo que la República Islámica "esté buscando".

El ministro se expresó así en declaraciones recogidas por la prensa iraní desde Nueva York, a dónde acudió para participar en la cumbre del clima de Naciones Unidas y para reunirse con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

En sus declaraciones, Zarif insistió en que Irán no mantiene ningún tipo de sanción contra las empresas estadounidenses que quieran trabajar allí, aunque rechazó que su país esté particularmente interesado en estas relaciones.

Por el contrario, el ministro indicó que su país firmó el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA en inglés), el acuerdo nuclear que puso fin a las sanciones contra Irán, "en esencia para evitar que EEUU sabotee sus relaciones económicas con otros países".

En ese sentido, Zarif apuntó la necesidad de los EEUU para que pongan en pleno funcionamiento dicho acuerdo, un tema que reconoció hablará con Kerry a lo largo del día de hoy.

Desde la entrada en vigor del JCPOA, las autoridades iraníes se han quejado de la falta de aplicación por parte de Occidente de algunas de las previsiones del pacto, particularmente en el restablecimiento de las relaciones bancarias y la liberación de los bienes iraníes retenidos en el exterior.

Además, si bien bajo el acuerdo alcanzado el año pasado, EEUU accedió a levantar sus sanciones al programa nuclear iraní, pero sigue sin permitir el acceso de Irán al sistema financiero estadounidense o a transacciones que utilicen el dólar.

El portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, reconoció en un comunicado que ese será uno de los temas que tratarán ambos ministros.

Mientras, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, urgió al Gobierno de Washington a comprometerse "definitivamente" a no proporcionar ese tipo de acceso a Irán a su sistema financiero.

Precisamente, Zarif indicó en Nueva York que este viaje constituye "una buena oportunidad para prevenir la puesta en marcha de los planes de los enemigos de Irán" tras el JCPOA, quienes buscan "crear una atmósfera de iranofobia" con "entrevistas y reuniones con académicos".

El pasado sábado, durante una visita oficial a Irán, la alta representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, reconoció que el bloque europeo está hablando con los EEUU para que eliminen los obstáculos y las presiones que aún existen sobre el sistema financiero para no cooperar con Irán.

Mogherini indicó que la UE está alentando a los bancos europeos a trabajar con Irán, algo que consideró una "prioridad".