Con Irán, “más cerca de un acuerdo”: Kerry

Pese a que la reunión entre iraníes y los cancilleres del 5+1 no logró un pacto sobre el programa nuclear persa, el estadunidense dijo que hubo progresos.
El canciller ruso Serguei Lavrov estuvo presente en las pláticas con el minsitro de Exteriores iraní.
El canciller ruso Serguei Lavrov estuvo presente en las pláticas con el minsitro de Exteriores iraní. (Fabrice Coffrini/AP)

Ginebra

El secretario de Estado de la administración Obama, John Kerry, celebró esta madrugada los “progresos realizados” en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní y consideró que ahora están “más cerca de un acuerdo”.

Sin embargo, Kerry insistió en una rueda de prensa en Ginebra que Estados Unidos “está decidido a asegurarse” de que el gobierno  iraní no se dote del arma nuclear.

Refiriéndose al fracaso en alcanzar un acuerdo tras tres días de intensas negociaciones entre Irán y el grupo 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Gran Bretaña, más Alemania), el jefe de la diplomacia estadunidense añadió que “lleva tiempo construir la confianza entre países enfrentados durante mucho tiempo”.

Preguntado sobre eventuales diferencias entre el gobierno de Barack Obama y el de François Hollande en las discusiones sobre un acuerdo que garantice la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní, Kerry afirmó que “estamos unidos por el sentimiento de que necesitamos un lenguaje que clarifique las cosas”.

Francia pidió un compromiso más claro de Irán sobre algunos aspectos conflictivos de su programa nuclear.

Aunque no se dieron a conocer detalles sobre las conversaciones, algunas versiones señalaron que entre los puntos discordantes se encuentra la demanda de clausurar un reactor iraní que tendría el potencial para producir combustible destinado a armamento nuclear.

Así como el destino del uranio enriquecido de la república islámica y la flexibilización de las sanciones económicas en su contra.

Otro punto de conflicto fue la forma de hacer más transparente la verificación de los inspectores de Naciones Unidas, por lo cual Teherán podría obtener a cambio un alivio gradual de las severas sanciones económicas impuestas en su contra.

Por su parte, la alta representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, y el canciller iraní Mohamed Javad Zarif, dijeron en rueda de prensa conjunta que no se llegó a un acuerdo porque “persisten diferencias” y anunciaron que se volverán a reunir el próximo 20 de noviembre en la misma ciudad suiza.

“Hemos tenido intensas negociaciones (...) queremos llegar a una conclusión y vendremos a eso”, señaló Ashton en relación a la próxima reunión del G5+1 e Irán.

Por su parte, Zarif encomió a las naciones del G5+1 por su participación en esta compleja ronda de discusiones y reconoció la voluntad política que imperó por tratar de llegar a una conclusión positiva.

En la reunión que culminó anoche participaron, además de Kerry, Ashton y Zarif, el canciller de Rusia, Serguei Lavrov, y los ministros de Asuntos Exteriores de Reino Unido, William Hague, Francia, Laurent Fabius, Alemania, Guido Westerwelle y el viceministro de Exteriores de China, Liu Zhenmin.

Durante las negociaciones, el llamado grupo 5+1 ofreció a Irán una solución de transición: el levantamiento temporal de algunas sanciones a cambio de suspender por ahora su programa nuclear.

Se eliminarán algunas de las sanciones económicas impuestas a Irán y se liberarán fondos bloqueados de ingresos del petróleo en cuentas bancarias en el extranjero.

Un segundo paso consiste en negociar un acuerdo más amplio para garantizar que Irán no tenga un programa de armas nucleares bajo el pretexto del uso de energía nuclear civil.

Teherán quiere despejar esa preocupación pero a cambio exige el reconocimiento de su derecho a desarrollar un programa atómico civil limitado al enriquecimiento de uranio al cinco por ciento y el levantamiento de las sanciones económicas contra el país.