Irán está operando drones en Irak, según The New York Times

Además de los aviones no tripulados de vigilancia, Teherán provee armas y material militar al ejército iraquí, y alrededor de 20 miembros de los grupos de élite de la Guardia Revolucionaria iraní ...
Un soldado iraquí, durante un entrenamiento militar cerca de la ciudad sagrada chiita de Najaf
Un soldado iraquí, durante un entrenamiento militar cerca de la ciudad sagrada chiita de Najaf (AFP)

Washington

Irán está operando drones de vigilancia y provee armas y material militar al ejército iraquí, según fuentes del Gobierno estadunidense consultadas por el diario The New York Times. Además, alrededor de una veintena de miembros de los grupos de élite de la Guardia Revolucionaria iraní están asesorando al Gobierno del primer ministro iraquí, el chiíta Nuri al Maliki, y desplegando equipos de interceptación de comunicaciones.

Las fuentes consultadas por el diario indican que Irán, la gran potencia chiíta, ha estado enviando dos vuelos diarios a Bagdad con material militar, unas 70 toneladas por vuelo de armamento ligero y de otro tipo. Los rápidos avances de los yihadistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) y otras milicias suníes han provocado una situación poco habitual: han puesto en el mismo bando a Irán y a Estados Unidos, que ha mandando más de un centenar de asesores militares para ayudar al Gobierno de Bagdad.

Tanto Washington como Teherán se oponen a los avances del EIIL en Irak, que ponen en riesgo la estabilidad del Gobierno central de Bagdad y la unidad del país, que podría verse abocado a una guerra civil. Mientras tanto, el EIIL lucha también en Siria contra el régimen de Bashar al Asad, que recibe ayuda de Irán y en cuyo conflicto Estados Unidos mantiene una postura contraria a Damasco y sus aliados y a favor de los rebeldes más moderados.

Irán está operando vuelos de drones "Ababil" desde el aeropuerto de Al Rashid en Bagdad para realizar labores de vigilancia y recabar inteligencia. Al mismo tiempo, Estados Unidos está realizando entre 30 y 35 vuelos de vigilancia y espionaje diarios sobre Irak con cazas F-18, turbohélices P-3 y drones, según informó este martes el Pentágono en rueda de prensa.

Además, el general iraní Qassim Suleimani, jefe las fuerzas Quds (el brazo internacional de élite de la Guardia Revolucionaria), ha visitado en al menos dos ocasiones Irak con el objetivo de iniciar la movilización de milicianos chiítas. La Guardia Revolucionaria iraní está acumulando tropas en la frontera iraní con Irak para actuar si consideran que Bagdad o ciudades santas para el chiísmo como Samarra pueden caer en manos de los yihadistas sunitas.