Irak ayudará a kurdos con ataques aéreos a yihadistas

El primer ministro de Irak, el chiita Nuri al Maliki, dio hoy órdenes a la fuerza aérea de apoyar a las fuerzas kurdas (peshmerga) que luchan contra el grupo sunita del Estado Islámico en el norte ...
Un miliciano turco chiita, luchador voluntario con el ejército iraquí, mantiene una posición en Amerli, ciudad asediada por los yihadistas
Un miliciano turco chiita, luchador voluntario con el ejército iraquí, mantiene una posición en Amerli, ciudad asediada por los yihadistas (AFP)

Bagdad

La aviación iraquí apoyará a las fuerzas kurdas (peshmerga) en su lucha contra los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) en el norte del país, donde llegaron combatientes kurdos sirios para reforzar también las fuerzas peshmerga. El primer ministro de Irak, el chiita Nuri al Maliki, ordenó a la aviación iraquí ayudar a las fuerzas kurdas, indicó un portavoz del ejército Qasem Ata.

"El comandante en jefe de las fuerzas armadas dio órdenes a los responsables de la fuerza aérea y de las unidades de aviación de proporcionar apoyo aéreo a las fuerzas peshmerga", apuntó Ata en un comunicado. Por su parte, un alto responsable del ejército iraquí indicó a la AFP que "el partido [kurdo sirio] de la Unión Democrática (PYD) lucha en las zonas de Sinjar y Rabia", un sector del norte de Irak, fronterizo con Siria.

El PYD, principal partido de los kurdos en Siria, publicó en internet fotos de sus combatientes en la zona de Rabia. El EI arrebató el fin de semana varias posiciones a las fuerzas kurdas, entre ellas la ciudad de Sinjar, obligando a los peshmerga a retirarse a las zonas montañosas y expulsando a su vez a miles de personas.

Los combatientes kurdos se apoderaron en junio de varias zonas que el ejército iraquí abandonó ante el avance de la ofensiva lanzada por los insurgentes sunitas, liderados por los yihadistas, quienes declararon un "califato" en los territorios bajo su control en Siria y en Irak.

Los yihadistas del EI anunciaron hoy su intención de ampliar su ofensiva en los territorios del norte de Irak controlados por los kurdos, que ya sufrieron varios reveses en los últimos dos días. "Las brigadas del Estado Islámico han alcanzado el triángulo entre Turquía, Siria e Irak. Que Dios permita a sus muyahidines liberar toda la región", dijo el grupo en un comunicado.

El documento recuerda las victorias registradas durante el fin de semana contra los peshmergas. Se trata del avance más importante desde que el 9 de junio los yihadistas lanzaron una ofensiva y conquistaron en pocos días amplias zonas del norte de Irak, incluyendo la segunda ciudad del país, Mosul, en la provincia de Nínive.

El domingo, el EI se hizo con Sinjar y con otras dos ciudades del mismo sector, cercano a la frontera con Siria. Un día antes había tomado el control de Zumar, también en la provincia de Nínive. "Los muyahidines conquistaron varias zonas controladas por las bandas y las milicias kurdas", indica el comunicado, publicado por la rama del EI en Nínive, y añade: "Los enemigos apóstatas han sido humillados, decenas han resultado muertos o heridos y otros cientos han huido".

El gobierno de la región autónoma del Kurdistán, que incluye las provincias de Dohuk, Suleymaniyeh y Erbil, no facilitó un balance de víctimas ni comentó las informaciones sobre la captura de peshmergas. La ONU afirmó el domingo que casi 200 mil personas huyeron de Sinjar, y el emisario de la organización en Irak, Nickolay Mladenov, habló de "tragedia humanitaria".

Las zonas tomadas este fin de semana por el EI eran regiones en las que los peshmergas tomaron posiciones tras la desbandada de las fuerzas de seguridad del gobierno federal ante la ofensiva del EI y de otros insurgentes sunitas. Los últimos avances del EI permiten al grupo moverse más fácilmente entre Mosul y la frontera siria, más allá de la cual controla también varias zonas.