Irak anuncia la muerte del "número dos" del Estado Islámico

Abu Ala al Afri murió junto a otros dirigentes del grupo yihadista en el bombardeo de una mezquita en Tel Afar, 60 kilómetros al oeste de Mosul, la segunda ciudad iraquí.             
Un operario indica a un avión F/A-18E Super Hornet donde situarse en la cubierta del portaviones USS Theodore Roosevelt, en el Golfo Pérsico
Un operario indica a un avión F/A-18E Super Hornet donde situarse en la cubierta del portaviones USS Theodore Roosevelt, en el Golfo Pérsico (AFP)

Bagdad

El Ministerio de Defensa iraquí anunció hoy la muerte del "número dos" del grupo yihadista Estado Islámico (EI), Abu Ala al Afri, y de otros dirigentes en un bombardeo de la coalición internacional al oeste de la ciudad septentrional de Mosul, en la provincia de Nínive.

El Ministerio dijo en comunicado que "según informaciones precisas de (los Servicios de) Inteligencia", la coalición bombardeó la mezquita de Al Shuhadae en el barrio de Al Ayada, en la localidad de Tel Afar, 60 kilómetros al oeste de Mosul, donde estaba reunido el "número dos" del EI con otros dirigentes del grupo.

Entre los dirigentes muertos, según la nota, se encuentra un alto responsable "judicial" del grupo yihadista, conocido como Akram Qarbash. Según dijo a Efe un alto responsable de seguridad iraquí, que pidió el anonimato, Al Afri, cuyo nombre verdadero es Abdulrahmán Mustafa, se adhirió a la organización Al Qaeda en Afganistán en el año 1998 y participó en actos terroristas en "otras zonas del mundo", antes de volver a Irak.

Al Afri fue uno de los principales ayudantes del antiguo líder de Al Qaeda en Irak, el jordano Abu Musab al Zarqaui, que murió en un bombardeo estadunidense en la ciudad de Baquba, en 2006. La fuente calificó la muerte de Al Afri de "golpe fuerte a las bandas terroristas del Estado Islámico", por la importancia que tiene este dirigente en el grupo.

El Gobierno iraquí suele hacer anuncios de este tipo con otros dirigentes de grupos yihadistas, que posteriormente niegan la muerte de sus líderes. El EI se hizo el pasado verano con el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, así como de varias regiones del norte de ese país y de la vecina Siria, donde ha proclamado un califato.

En tanto, los yihadistas han presionado más a fondo en los últimos días en áreas cercanas a su bastión de Faluya, una de las principales ciudades de la provincia occidental de Anbar, dijo un oficial del Ejército iraquí. "Daesh ha controlado áreas de Busuda, Bukhalifa y Rufa en la localidad de Karma al noreste de Faluya", señaló el oficial, utilizando el acrónimo árabe para EI.

"La organización también se apoderó de equipamientos militares incluyendo tanques, transportes para personal militar y armas tras controlar estas áreas", señaló el oficial a dpa bajo la condición de que su nombre se mantuviera en el anonimato.

Tropas gubernamentales respaldadas por milicianos aliados y la campaña estadunidense de ataques aéreos comenzaron el mes pasado una amplia ofensiva para expulsar a los extremistas de Anbar, que se extiende desde la capital, Bagdad, hasta la frontera con Siria.