En las rutas de Iowa, Hillary Clinton vuelve a presentarse ante los electores

La aspirante a la candidatura demócrata a la presidencia de EU continuó hoy su campaña en Marshalltown, un pequeño pueblo de Iowa, donde aseguró que quiere comprometerse con los "estadunidenses ...
Hillary Clinton (d) se hace un selfie después de reunirse con miembros de la legislatura estatal de Iowa, en Des Moines
Hillary Clinton (d) se hace un selfie después de reunirse con miembros de la legislatura estatal de Iowa, en Des Moines (AFP)

Norwalk

Hillary Clinton continuó este miércoles su campaña rumbo a la Casa Blanca en un pequeño pueblo de Iowa, asegurando que quiere comprometerse con los "estadunidenses comunes", en tanto ha sido vaga con respecto a su programa de gobierno. "Estoy muy feliz de estar de vuelta", dijo la ex senadora demócrata a un grupo de dueños de pequeños negocios y activistas en el pueblo Marshalltown.

La energía particular en su arranque de campaña, después de meses de preparación y expectativas, se develó el martes cuando la ex secretaria de Estado apareció para tomar un café en el pueblo de Le Claire y presidió una mesa redonda en el colegio comunitario de Monticello.

En sus primeros días de campaña se ha enfocado el estratégico estado de Iowa, donde se abren las primarias a inicios de 2016, para "hablar con la gente" y proyectando una imagen populista, mientras se presenta a los votantes.

Posicionándose como cercana a la clase media, la ex primera dama espera lograr la magia que la evadió hace ocho años, cuando el entonces senador Barack Obama la derrotó en Iowa y luego pasó a ganar la presidencia.

Dando un pequeño adelanto de su programa ante estudiantes de Monticello, Clinton delineó cuatro combates: construir "la economía del mañana", apoyar a las familias, reparar un sistema político "que no funciona más" y proteger a Estados Unidos contra "las amenazas que vemos y que se perfilan en el horizonte".

Este miércoles tenía previstas más reuniones, incluida con una familia propietaria de un negocio de frutas en Norwalk, cercana a la capital de Iowa, Des Moines. En contraste con su campaña de 2007 que dio la impresión de que la ex primera dama estaba más conectada con la capital federal que con la gente, hoy Clinton busca recuperar el contacto con los votantes en el "terreno".

Pero sus rivales han calificado su recorrido por Iowa como un artificio político que se fracturará antes de las elecciones presidenciales en noviembre de 2016, al tiempo que la encasillan como una "líder del pasado", según declaró el senador republicano Marco Rubio, quien también se lanzó a la contienda presidencial.

Con la excepción del republicano George Bush padre, electo en 1988 después de que su correligionario Ronald Reagan estuvo ocho años en el poder, ningún partido desde la Segunda Guerra Mundial se ha mantenido en la Casa Blanca por un tercer periodo consecutivo.