Investigan por peculado a ex directivos del banco vaticano

Analizan un presunto desfalco en relación con operaciones inmobiliarias hechas entre 2001 y 2008, por lo cual se calcula que ganaron alrededor de 70 millones de dólares.
Federico Lombardi confirmó la información, pero no dio detalles sobre los hechos.
Federico Lombardi confirmó la información, pero no dio detalles sobre los hechos. (Riccardo De Luca/AP)

Ciudad del Vaticano

La justicia civil del Estado vaticano abrió una investigación por peculado contra dos ex directivos del Instituto para las Obras de Religión (IOR), mejor conocido como banco vaticano, por un presunto desfalco en relación con operaciones inmobiliarias, motivo por el cual se congelaron sus cuentas.

Así lo confirmó el portavoz vaticano, Federico Lombardi, quien no dio detalles en su declaración, pero en un comunicado explicó que la investigación contra los dos ex gerentes y un abogado se puso en marcha hace unos meses.

La decisión tiene que ver con un presunto desfalco por operaciones “sucedidas en el periodo 2001-2008 y la investigación afecta también a “un abogado por concurrencia en los hechos”, precisó Lombardi.

Los investigados son Angelo Caloia, ex presidente del IOR (quien ejerció el cargo durante 20 años, hasta 2009), y el ex director del banco Lelio Scaletti, quien abandonó la institución en 2007, después de 12 años en ese puesto. El abogado involucrado es Gabriele Liuzzo.

Ambos desempeñaron sus funciones tras los grandes escándalos que hicieron que el IOR protagonizara en los 80 oscuras tramas con implicaciones criminales que unieron el nombre del banco a logias masónicas y miembros de la mafia.

Lombardi dijo que “el problema fue presentado a la Magistratura del Estado de la Ciudad del Vaticano por la dirección del IOR
después de operaciones de verificación interna puestas en marcha el año pasado”. Abundó que las cuentas de esas personas en el IOR “fueron bloqueadas a título cautelar hace algunas semanas”.

Por su parte el IOR confirmó que denunció a los investigados en una iniciativa que subraya su “compromiso con la transparencia y la tolerancia cero, incluso en lo referente a asuntos que están relacionados con un pasado más distante”.

“Estamos muy satisfechos de que las autoridades vaticanas tomen una acción decisiva”, declaró Jean-Baptiste Franssu, el nuevo presidente de la entidad,  quien tomó el cargo desde el pasado 9 de julio. 

El banco vaticano publicó este año el balance de sus cuentas durante 2013 e informó que había hecho un “análisis sistemático de todos los registros de clientes para identificar la información perdida o insuficiente”. Detalló que se habían bloqueado mil 329 cuentas individuales y otras 762 de clientes institucionales.

Sus resultados se conocieron después de que el pasado mayo la Autoridad de Información Financiera (AIF), de la sede papal, comunicara que la entidad fue sometida a una “primera inspección “ durante los primeros meses de 2014.

La AIF precisó que esa inspección tenía como objetivo “verificar la aplicación de las medidas tomadas para prevenir y luchar contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo”.

Malversación

El principal fiscal del Vaticano, Gian Piero Milano, congeló las cuentas bancarias de los dos ex administradores del banco del Vaticano y del abogado, que, según la prensa, ascienden a 20 millones de dólares, ya que sospechaba que ellos malversaron dinero mientras administraban la transacción de 29 edificios (por lo cual se calcula que ganaron hasta 70 millones de dólares) vendidos por el banco del Vaticano a compradores entre 2001 y 2008.

El periodo de las ventas de edificios cubre siete años y dos papados, cuando la administración del Vaticano operó sin mucha supervisión.

El dinero en las cuentas de los tres hombres “procede de malversación en la que estaban implicados”, señaló Milano en la orden, fechada el 27 de octubre.

La investigación de Milano sigue a una auditoría del banco del Vaticano por parte de consultores financieros ajenos a la sede papal encargada el año pasado por la actual administración del banco.

Por su parte, el abogado Liuzzo, de 91 años, confirmó en una entrevista telefónica que sus cuentas habían sido congeladas. Añadió que las acusaciones del fiscal eran “basura” y que todo el dinero de las ventas de los edificios había ido al banco.

La investigación es parte de un esfuerzo para mejorar la transparencia de la administración y finanzas del Vaticano, que se ha acelerado con la llegada del papa Francisco.

Lamenta Papa  "expulsión" de los cristianos

El Papa denunció el exilio forzado de los cristianos “expulsados de Oriente Medio”, en un mensaje dirigido a los fieles iraquíes refugiados en el Kurdistán iraquí, tras huir del avance de los yihadistas del Estado Islámico.

“Se diría que esas personas no quieren que seamos cristianos”, indicó el pontífice en un video divulgado en Erbil durante la visita del cardenal francés Philippe Barbarin.

“Pienso en las heridas, en el dolor de las mujeres con sus niños, de los ancianos y las personas desplazadas, y en la aflicción de quienes son víctimas de todo tipo de violencia”, expresó Francisco.

El discurso se difundirá al término de una gran procesión mariana en Erbil, donde miles de miembros de las minorías cristiana y yazidí encontraron refugio tras la ofensiva de los yihadistas sunitas del EI, acusados de cometer atrocidades y de limpieza étnica.

“Es sobre todo por culpa de un grupo extremista y fundamentalista que estas comunidades, especialmente los cristianos y los yazidíes, han tenido que irse, y todas ellas son víctimas de inhumanas violencias debido a su identidad étnica y religiosa”, enfatizó. (AFP/Irak)