Investigan muerte de 500 delfines en las playas de Perú

Según algunas investigaciones se sospecha que su deceso fue por ingerir un alga tóxica. 
Científicos investigan las causas.
Científicos investigan las causas. (Claudia Guadarrama)

Lima

Al  menos 500 delfines murieron en las últimas semanas en diferentes playas del norte de Perú por causas que están siendo investigadas, informó el diario El Comercio.

Los delfines se hallaban varados en Lambayeque y Piura. Esta situación ya se había presentado en los últimos dos años y motivó una expedición científica del Instituto del Mar del Perú (Imarpe).

Según el rotativo, los expertos encontraron por lo menos 400 delfines comunes varados, que se sumaron a otros 100 hallados en las semanas anteriores.

Pescadores de la zona señalaron a los científicos del Imarpe que los delfines quedan atrapados con frecuencia en sus redes y que al  no poder liberarse mueren ahogados.

Sin embargo, los investigadores verificaron que algunos delfines murieron en el mar y otros llegaron moribundos a las playas.

El responsable del Imarpe de Lambayeque, Jaime de la Cruz, dijo que se presume que los cetáceos murieron por ingerir un alga tóxica.

CATÁSTROFE DE 2011

Delfines nariz de botella sin dientes, con problemas pulmonares y niveles hormonales anormales, fueron hallados en el Golfo de México, que en 2010 sufrió el derrame de British Petroleum (BP).

Los científicos encontraron ejemplares que padecían neumonía, enfermedades en el hígado, anemia, niveles de azúcar bajos y hasta una hembra que llevaba en su vientre un feto muerto.

La mitad de los 32 delfines analizados frente a las costas de Luisiana en agosto de 2011, un año y cuatro meses después de que cayeran al agua 4.9 millones de barriles de crudo, estaban enfermos o en peligro de muerte.

“Nunca he visto un nivel tan alto de animales enfermos”, señaló Lori Schwacke, investigadora de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) y autora del estudio.

Compararon el estado de salud de los delfines con el de 27 ejemplares de Sarasota, Florida, zona del Golfo de México que no fue afectada por el vertido.

El estudio determinó que los problemas pulmonares eran cinco veces más comunes en los de Luisiana que en los de Florida. Además, tres de ellos habían perdido casi todos sus dientes y otros tres solo tenían la parte izquierda.

“Había delfines que estaban en tan mal estado que los veterinarios que los examinaron no esperaban que vivieran mucho tiempo”, explicó Schwacke, experta del sur de Estados Unidos.