Inundaciones repentinas en Afganistán dejan más de 80 muertos

La policía, rescatistas, elementos de otras dependencias y los habitantes del pueblo recorrieron este domingo el terreno accidentado en busca de personas desaparecidas, mientras helicópteros del ...

Londres

Más de 80 cuerpos han sido encontrados en una zona montañosa y remota de la provincia de Bahglan, en el norte de Afganistán, dos días después de una devastadora inundación, señalaron hoy autoridades locales.

La policía, rescatistas, elementos de otras dependencias y los habitantes del pueblo recorrieron este domingo el terreno accidentado en busca de personas desaparecidas, mientras helicópteros del ejército llevaron suministros a miles de personas que quedaron sin hogar.

El teniente Fazel Rahman, jefe de policía en el distrito Guzirga i-Nur, de la provincia de Baghlan, señaló que la cifra de muertos por las inundaciones repentinas del viernes se han elevado a 81, aunque desde hace dos días se manejan más de cien decesos.

El jefe de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA), Mohammad Nasim Kohzad,acotó que "hay una gran cantidad de agua estancada, y hay más cuerpos bajo los escombros y el barro. Todavía estamos buscando otras víctimas de esta inundación".

El gobernador de la provincia, Sultan Mohammad Ebadi, advirtió que la magnitud del desastre fue "masiva" y se espera que la cifra de muertes aumente considerablemente.

Cerca de 850 casas a través de varias aldeas fueron completamente destruidas y más de mil quedaron dañados por las fuertes lluvias.

Las inundaciones en la zona montañosa de Baghlan se produce un mes después del deslizamiento de tierra, provocado por las fuertes lluvias, que sepultó una aldea y mató a más de300 personas en una región cercana.

"La gente ha perdido todo lo que tenían - casas, propiedades, pueblos, campos agrícolas, ganado," señaló el portavoz de la policía de Baghlan, Jawed Basharat sobre las inundaciones.

"Ya no queda nada para que puedan sobrevivir. La gente ni siquiera tiene agua potable ", agregó. "Ellos necesitan urgentemente agua, alimentos, mantas y tiendas de campaña".

Los funcionarios encargados del manejo de desastres afganos dijeron que están haciendo todo lo posible para conseguir comida y ayuda médica a la zona después de las lluvias torrenciales que desataron las inundaciones.

Las inundaciones y deslizamientos de tierra siguen a las recientes crecidas que han afectado a una vasta franja de Afganistán, en particular las provincias del norte, con 175 personas muertas y decenas de miles de desplazados.