Se intensifican ataques talibanes en Afganistán

En la provincia de Helmand, los militantes talibanes mataron al menos a 12 trabajadores dedicados a la remoción de minas, reportó el canal afgano de noticias Khaama Press.

Kabul

Al menos 12 personas que trabajaban para desactivar las minas terrestres en la provincia sureña de Helmand fueron abatidos a tiros en un ataque realizado por los talibanes, mientras en el norte de Afganistán mataron a dos soldados de la OTAN.

Horas antes, el Talibán se atribuyó el asesinato de un alto funcionario del Tribunal Supremo de Justicia durante una incursión realizada en la capital, Kabul.

En el norte de la capital afgana, dos soldados de la coalición internacional murieron en un ataque insurgente cerca de la principal base internacional, confirmaron voceros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Los incidentes se produjeron en medio de un recrudecimiento de la violencia orquestada por los talibanes cuando la misión militar internacional, encabezada por Estados Unidos desde 2001, está por salir de Afganistán.

En la provincia de Helmand, los militantes talibanes mataron al menos a 12 trabajadores dedicados a la remoción de minas, reportó el canal afgano de noticias Khaama Press.

De acuerdo con funcionarios del gobierno local, un grupo de militantes talibanes abrió fuego contra los trabajadores en el distrito de Shorab, cerca de la base militar de Camp Bastion, antiguamente ocupada por tropas británicas.

Omar Zwak, portavoz del gobernador de Helmand, agregó que los insurgentes se enfrentaron después con fuerzas del Ejército Nacional Afgano, incidente que dejó un saldo preliminar de tres talibanes muertos y otros cuatro fueron detenidos, indicó el canal de noticias Tolo News.

La mayoría de las fuerzas internacionales abandonarán el país en menos de tres semanas, aunque 12 mil soldados de la OTAN permanecerán para entrenar y asesorar a las fuerzas de seguridad afganas desde el 1 de enero.

En un comunicado, la OTAN dijo que dos de sus soldados murieron "como resultado de un ataque de las fuerzas enemigas", cerca de la base aérea de Bagram, en la provincia de Parwan, cerca de Kabul. La nacionalidad de los soldados no fue dada a conocer.

El deceso de estos elementos de la OTAN son los primeros militares extranjeros abatidos este mes, elevando a 65 el número total de tropas internacionales caídos en combate en el país durante 2014, 50 de ellos de nacionalidad estadunidense.