Insurgentes anuncian un segundo "Estado islámico" en Siria

El grupo islamista Al Nosra afirma haber creado un "emirato" después de que sus rivales del Estado Islámico proclamaran un "califato" entre Siria e Irak, con lo que la rebelión contra Asad se ...
Rebeldes se preparan para ejecutar a dos hombres acusados por una corte islámica de hacer estallar carros bomba en Idlib
Rebeldes se preparan para ejecutar a dos hombres acusados por una corte islámica de hacer estallar carros bomba en Idlib (AFP)

Beirut

El grupo insurgente islamista Al Nosra anunció la creación de un "emirato" en Siria, después de que yihadistas del Estado Islámico (EI) proclamaran un "califato", dividiendo aún más a la rebelión que lucha contra el régimen de Bashar al Asad. Al igual que el EI (entonces llamado Estado Islámico de Irak y el Levante, EIIL) en sus inicios, el Frente al Nosra, vinculado con Al Qaeda, está extendiendo su zona de influencia, conquistando pueblos estratégicos y compitiendo con otros grupos rebeldes.

El Estado Islámico, que controla las provincias de Deir Ezor y Raqa, en el norte y el este de Siria, lanzó el 9 de junio una fulgurante ofensiva en Irak, que le permitió tomar amplios territorios del norte y centro de este último país. A fines de junio, EI proclamó un "califato" en los territorios que controla, desde la ciudad siria de Alepo, en el norte, a la provincia iraquí de Diyala, en el este.

El 11 de julio, circuló en internet una grabación de audio atribuida al líder de Al Nosra, Abu Mohamad al Jolani, anunciando la creación de un "emirato". "Llegó la hora, oh amados, de crear un emirato en el Levante", declaró Jolani, agregando que sus límites serán "el régimen, quienes exageran (el EI), los corruptos (los rebeldes)" y los kurdos.

Días después de anunciarse la creación de este "emirato", estallaron combates por primera vez entre rebeldes sirios y combatientes de Al Nosra, hasta ahora aliados en la guerra contra el régimen de Bashar al Asad, indicó el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Estos enfrentamientos inéditos hacen más complejo este conflicto que enfrenta a rebeldes y al régimen, pero también a rebeldes y yihadistas del Estado Islámico (EI).

El Frente Al Nosra, era el principal aliado de los grupos rebeldes que intentan desde hace más de tres años derrocar al régimen de Asad. "Los enfrentamientos entre Al Nosra y los rebeldes comenzaron hacia principios de julio, pero la batalla más sangrienta tuvo lugar hace una semana en la región de Jisr al Shughur, en la provincia de Idleb (noroeste)", indicó el jueves a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH, con sede en Gran Bretaña.

Esta batalla dejó "decenas de muertos" entre las filas de Al Nosra y del Frente de Revolucionarios de Siria (FRS), una coalición de insurgentes. El FRS y Al Nosra reconocieron los enfrentamientos en sus páginas Facebook y se lanzaron acusaciones mutuas. Opositores sirios afirman que este cambio se debe en parte al hecho de que Al Nosra se debilitó mucho en los últimos meses luchando contra EI y que ahora procura extender nuevamente su influencia.

Según Abu Yasmin, un rebelde de la provincia de Idleb, en el noroeste de Siria, "Al Nosra está en crisis. Su anuncio de (...) un emirato es un modo de atraer a nuevos yihadistas a sus filas. En el terreno, está impulsando la creación de un emirato bajo su exclusivo control", agregó. Al Nosra surgió en Siria hacia fines de 2011, un año y medio antes de la aparición de EI. Contrariamente a este último grupo, Al Nosra se integró en la rebelión y reivindicó importantes ataques contra el régimen.

Pero ahora, algunos rebeldes han cambiado de opinión e incluso se están preparando para luchar contra Al Nosra. La guerra que ha devastado al país y costó la vida a más de 170 mil sirios, expulsó de sus hogares a nueve millones de personas.

De otra parte, al menos 50 soldados sirios murieron hoy en una emboscada que les tendieron los yihadistas del Estado Islámico en el norte del país, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). En el momento de la emboscada, los militares efectuaban un repliegue táctico de una posición en la provincia de Raqa (norte), escenario desde el jueves de combates de una violencia sin precedentes entre los dos bandos.

Según el OSDH, "algunos cientos" de soldados se retiraban de la División-17, situada en el norte de la ciudad de Raqa y una de tres posiciones aún en manos del régimen en esta provincia considerada como el principal bastión de yihadistas del EI.

Asimismo, el OSDH informó también que más de 70 personas, en su mayor parte combatientes, murieron en los enfrentamientos de las últimas 24 horas entre el ejército y los yihadistas del Estado Islámico (EI) en el norte de Siria. El jueves, el EI lanzó ataques en las provincias de Raqa (norte), Hasaka (noreste) y Alepo (norte), según el OSDH, que se basa en una amplia red de fuentes civiles, médicas y militares.

Se trata del primer choque de esta magnitud entre el EI y el régimen. Los dos combaten contra los insurgentes que desde hace tres años intentan derrocar al presidente Bashar al Asad. El EI, que a fines de junio anunció el establecimiento de un "califato" islámico entre Siria e Irak, controla amplias zonas en estos dos países y trata de extender su hegemonía.

El conflicto sirio se vuelve cada vez más complejo, con un nuevo fraccionamiento de los frentes. El EI combate contra el régimen, los rebeldes y los yihadistas rivales del Frente al Nosra, así como contra los autonomistas kurdos. Por otra parte, un nuevo frente se abrió recientemente entre los rebeldes y sus ex aliados de Al Nosra.

Asimismo, Jordania derribó un avión teledirigido que sobrevolaba la región de Mafraq, cerca de la frontera con Siria, anunció un responsable de seguridad. "Fue una violación del espacio aéreo jordano. Jordania tomará medidas (...) en cuanto se haya identificado el drone", añadió este responsable.

Según él, el drone sobrevolaba una zona cercana al campamento de Zaatari, que alberga a unos cien mil refugiados sirios. "No hubo heridos. Las fuerzas armadas cerraron la zona donde el drone fue abatido por un misil antiaéreo y abrieron una investigación" para identificar el aparato, añadió. Un testigo contó haber "oído una fuerte explosión cerca de Zaatari" y después vio "caer un objeto no identificado".

Damasco acusa a Jordania de apoyar a los rebeldes que luchan contra el régimen de Bashar al Asad pero Ammán siempre lo ha desmentido. Es el primer incidente de este tipo desde el inicio de la guerra en Siria. Este conflicto armado comenzó con una revuelta popular contra el presidente Bashar al Asad pero pronto se militarizó en respuesta a la represión de las autoridades.