Instituto alemán colaborará con Uruguay en monitoreo de mariguana legal

"Lo que hizo Uruguay fue dar un paso más adelante" en el control del mercado de mariguana y la reconsideración de las políticas de drogas a nivel global, comentó Hans Jorg Albrecht, director del ...

Montevideo

El instituto alemán Max Plank firmó el viernes un convenio para colaborar con Uruguay en el monitoreo de la ley que regula el mercado de mariguana, una norma que marca "un paso más" en la reconsideración de las políticas de drogas a nivel global, comentó un especialista europeo. "Lo que hizo Uruguay fue dar un paso más adelante" en el control del mercado de mariguana, comentó Hans Jorg Albrecht, director del instituto. El especialista resaltó que el país sudamericano eligió un camino similar al seguido por los estados de Colorado y Washington, en Estados Unidos.

El instituto Max Plank -que forma parte de una organización no gubernamental integrada por un departamento de derecho penal y uno de criminología- firmó un convenio para colaborar con la Junta Nacional de Drogas (JND) de Uruguay en el monitoreo de la ley de regulación del mercado de mariguana recientemente aprobada en Montevideo. Una comisión de enlace, integrada por dos representantes de cada parte, vinculará a ambos organismos.

El intercambio de información académica y científica ofrecida por las dos instituciones, la capacitación de recursos humanos, la cooperación técnica y la publicación de las evaluaciones forman parte del acuerdo alcanzado, que tendrá una duración inicial de dos años y será renovado automáticamente a su término. La norma también será evaluada por un comité científico integrado por siete académicos uruguayos.

Por su parte, Julio Calzada, secretario general de la JND, destacó que la reglamentación de la ley se anunciará a mediados de abril y definirá cómo se otorgarán las licencias para plantar mariguana, entre otros aspectos. Uruguay se convirtió en diciembre pasado en el primer país en el mundo en aprobar una ley que regula el mercado del cannabis y sus derivados.

La iniciativa, impulsada por el presidente José Mujica, busca enfrentar el narcotráfico y permite a los mayores de 18 años acceder a la droga mediante el autocultivo o clubes de consumidores o comprándola en farmacias, con límites y previo registro ante el Estado. Según han adelantado autoridades, Uruguay produciría mariguana mediante licencias a privados pero al comienzo, por una cuestión de seguridad, en invernáculos ubicados dentro de predios militares.