Insiste Obama a republicanos aprobar presupuesto sin condiciones

El presidente estadunidense dijo que el cierre del gobierno tenía un impacto "descorazonador" en el trabajador del país.
Barack Obama
Barack Obama (Archivo )

Washington

El presidente Barack Obama dijo hoy que el cierre del gobierno tenía un impacto "descorazonador" en el trabajador estadunidense, al reiterar su llamado a los republicanos del Congreso a aprobar un presupuesto sin condicionamientos.

Los republicanos de la Cámara de Representantes insisten en negarse a aprobar el presupuesto y negar los fondos para la implementación de Obamacare (Ley de Salud Asequible) hasta que los demócratas acuerden demorar la entrada en vigor de esa ley.

Obama aprovechó su mensaje sabatino para aumentar la presión sobre los republicanos al citar varios casos de estadunidenses promedio que han perdido acceso a los servicios del gobierno o han sido desplazados temporalmente de sus trabajos debido a la parálisis gubernamental.

Kelly Mumper, un empleado de educación temprana, con tres hijos en el Ejército, fue uno de los 150 trabajadores que tuvieron que dejar de prestar atención a 770 niños matriculados en un centro de educación de la primera infancia en Alabama, dijo el presidente.

"Estoy muy preocupado por el bienestar de estos niños", dijo Obama al citar a Mumper en una carta que le escribió.

"Estas son algunas de las muchas cartas descorazonadoras que he recibido en las últimas dos semanas, incluyendo más de 30 mil en los últimos días", dijo el mandatario y añadió: "se que los republicanos en la Cámara de Representantes están escuchando el mismo tipo de historias".

"Sólo hay una manera de salir de este cierre imprudente y prejudicial: aprobar un presupuesto (...) sin ningún compromiso partidista adjunto", insistió.

El enfrentamiento inició el martes con el nuevo año fiscal y dejó funcionando sólo las operaciones esenciales del gobierno. Es lo último de una serie de luchas presupuestarias entre el presidente y los republicanos del Congreso.

La posición actual de los republicanos se dirige a descarrilar Obamacare, que ampliará el seguro a millones de personas sin cobertura.

Los republicanos argumentan que esa ley es una intrusión masiva del gobierno en la medicina privada que hará que las primas de seguros suban por las nubes.