Inició el juicio contra el opositor venezolano Leopoldo López

El activista, impulsor de manifestaciones, fue apresado hace cinco meses por incitación a la violencia en las protestas de febrero, por lo que podría ser condenado a diez años de prisión.
La mujer de Leopoldo Lopez, Lilian Tintori, levanta su puño junto a un poster de su marido ante el tribunal de Caracas donde es juzgado
La mujer de Leopoldo Lopez, Lilian Tintori, levanta su puño junto a un poster de su marido ante el tribunal de Caracas donde es juzgado (AFP)

Caracas

El juicio contra el opositor radical Leopoldo López comenzó hoy, cinco meses después de haber sido apresado por supuesta incitación a la violencia en las protestas de febrero en Venezuela, en un caso que podría enviarlo diez años a prisión de ser hallado culpable. "Ya se pronunciaron todas las partes. Argumentos claros y contundentes para parte de las defensas, centrados en el derecho y en razón", escribió en Twitter su esposa Lilian Tintori sobre el juicio iniciado esta tarde en un tribunal en el centro de Caracas.

López, recluido desde el 18 de febrero en la prisión militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, es acusado por la fiscalía general de "determinador en los delitos de incendio y daños, instigación pública y asociación delictuosa", lo que según las leyes venezolanas puede ser penado con hasta 10 años de cárcel.

En una rueda de prensa en el Palacio de Miraflores, el presidente Nicolás Maduro aseguró que López, que está siendo juzgado junto a cuatro estudiantes, "es responsable de esos crímenes". "Tiene que pagar y va a pagar ante la justicia", agregó. Los abogados de López, que días atrás amagaron con no acudir al juicio tras denunciar supuestas irregularidades, finalmente se presentaron pero sin dejar de advertir que no se están cumpliendo las condiciones para que sea un proceso "justo en términos constitucionales".

"Leopoldo se ha enfrentado al sistema de justicia, dio la cara al pueblo de Venezuela, no abandonó el país, no huyó y si él no lo hizo, nosotros no lo podemos abandonar", dijo a la prensa Juan Carlos Gutiérrez, uno de sus abogados. Según la defensa, este juicio podría tomar entre dos y tres meses.

Más de 200 simpatizantes de López se encontraban reunidos fuera del tribunal, con pancartas en las que se leía "Liberen a Leopoldo" o "El que se cansa pierde", lema popularizado por el político. María Corina Machado, diputada destituida por la Asamblea Nacional y cercana a López, denunció que se le prohibió el acceso al tribunal, en tanto acusó al gobierno de no respetar la separación de poderes y de utilizar la justicia con fines políticos.

"Todo el sistema de justicia se ha dedicado a perseguir a los que piensan distinto, mientras el hampa hace de las suyas. Pero eso es una política de Estado", dijo Machado a la prensa. Por su parte, el líder opositor Henrique Capriles le manifestó su apoyo a López, en momentos en que el chavismo acusa a la coalición opositora MUD de estar dividida y sin proyecto político común.

"Ninguna diferencia que podamos tener será superior a nuestra aspiración de unión, libertad, justicia, progreso y cambio para nuestra patria", escribió. López, de 43 años, se entregó a la justicia para responder a las acusaciones en su contra el pasado 12 de febrero, durante una manifestación de miles de simpatizantes convocada por él mismo, que después de concluida se saldó con tres muertos, los primeros de los 43 que dejaron tres meses de manifestaciones.

La defensa ha denunciado que el tribunal rechazó las pruebas y testigos que demostrarían la inocencia de López, economista egresado de Harvard que promovió manifestaciones bajo el lema "La salida", para presionar en favor de la renuncia del presidente Nicolás Maduro, lo que fue denunciado por el mandatario como un "golpe de Estado en desarrollo".

Las protestas en Venezuela contra la inseguridad, la inflación -que ya alcanza 60.9%-, así como una aguda escasez de alimentos y productos básicos, han disminuido en intensidad hasta hacerse esporádicas.