Iniciará 2016 en España con intensa agenda política

Con la llegada del Año Nuevo, la primera fecha clave es el 3 de enero, en que la CUP deberán definir si apoyan o no la formación de gobierno de la coalición independentista de liderada por ...
Pablo Iglesias, de Podemos, sorprendió en el tercer lugar electoral.
(Sergio Pérez/Reuters)

Madrid

El año 2016 iniciará en España con una intensa agenda política y mediática, que pasa por procesos de formación de gobiernos en el país, en Cataluña (comunidad al noreste), así como el juicio en que se incluye a la hermana del rey Felipe VI.

Con la llegada del Año Nuevo, la primera fecha clave es el 3 de enero, en que los anticapitalistas de la Candidatura de Unidad Popular (CUP) deberán definir si apoyan o no la formación de gobierno de la coalición independentista liderada por Artur Mas en Cataluña.

Tras las elecciones locales del 27 de septiembre, los independentistas no consiguieron mayoría absoluta (tienen 62 escaños de los 135 del Parlamento catalán) y necesitan de los apoyos de la CUP (que también apoya la independencia) para poder formar gobierno.

El principal escollo es el programa político y social de los anticapitalistas, muy exigente para la coalición "Juntos por el sí", y que además una parte de sus militantes rechazan que sea Mas el que vuelva a presidir Cataluña.

En caso de que el 3 de enero no haya una definición, o la respuesta de la CUP sea negativa para Mas, se tiene hasta el 10 de enero como fecha para alcanzar un acuerdo o de lo contrario habrá nueva convocatoria de elecciones en esa comunidad.

La siguiente fecha clave en el inicio de año es el 11 de enero, en que iniciara el juicio del llamado "Caso Nóos", en el que está involucrada la hermana del rey Felipe VI, Cristina de Borbón, y su esposo Iñaki Urdangarin.

El caso es uno de los más sonados de corrupción en los últimos años en España por tratarse de dos miembros de la Familia Real, y por lo que implica el presunto tráfico de influencias que se les ha investigado.

La segunda hija de los reyes Juan Carlos de Borbón y Sofía de Grecia, sería la última en declarar en un juicio que se prolongará hasta mediados de año.

La infanta Cristina será enjuiciada por delitos fiscales cometidos presuntamente "en cooperación necesaria" en el marco de las irregularidades que se le atribuyen a su esposo, a través del Instituto Nóos.

Urdangarin y ex su socio Diego Torres, principales acusados en este juicio, son señalados de apropiarse de recursos públicos de los gobiernos autonómicos de Islas Baleares y Comunidad Valenciana, al este del país.

El esposo de la infanta Cristina encabezaba el Instituto Nóos, dedicado a la organización de actividades deportivas, algunas de las que realizaban con ambos gobiernos y a través del cual se transferían fondos públicos.

Los delitos por los que se les acusan son malversación de fondos públicos, fraude a la administración pública, falsedad documental, prevaricación y fraude fiscal.

La tercera fecha clave del arranque de 2016 es el 13 de enero, cuando se constituya la nueva legislatura surgida de las elecciones parlamentarias del 20 de diciembre, y de la que tiene que salir el nuevo gobierno, según el sistema español.

El año se iniciará sin avances en las negociaciones, toda vez que ningún partido consiguió la mayoría absoluta para ser votado como nuevo cabeza de gobierno, y las posiciones expuestas para ese fin por las principales cuatro fuerzas políticas siguen muy distanciadas.

El Partido Popular (PP) del presidente Mariano Rajoy, que busca su reelección en el cargo, obtuvo 123 de los 350 escaños del Congreso de los Diputados, por lo que necesita de apoyos de otras formaciones para llegar a los 176 votos que le den la investidura presidencial.

La otra alternativa que tiene es que en una segunda votación en el Congreso, haya tal número de abstenciones que los votos en contra no superen a los a favor, algo aún difícil de conseguir.

La segunda fuerza, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con 90 diputados, le negó la semana pasada su apoyo a Rajoy y esperará a saber qué resultado tiene el mandatario, para en caso de ser necesario presentar una candidatura alternativa.

El líder de la izquierdista Podemos, con 69 escaños, Pablo Iglesias rechazó apoyar "ni por activa ni por pasiva" a Rajoy, mientras que la cuarta fuerza, la centroderecha Ciudadanos con 40 diputados, podría abstenerse para facilitar el gobierno de Rajoy solo si el PSOE hace lo mismo.

El escenario abierto tras las elecciones del 20 de diciembre no tiene precedentes en la política española, y obligará a acelerar los posibles acuerdos de cara al inicio de la legislatura el 13 de enero, así como a la fecha en que se convoque al primer debate de investidura.

A partir de esa fecha se tienen dos meses para que los partidos políticos lleguen a acuerdos que permitan la formación de gobierno, o de lo contrario de manera automática el Parlamento deberá convocar a nuevas elecciones.