Inicia en La Haya juicio sin precedente por asesinato de Hariri

También es la primera vez que la corte juzga en ausencia a los acusados de matar a Hariri desde que el tribunal de Nuremberg sentenció a varios criminales de guerra nazis bajo esta figura jurídica.

Bruselas

El juicio contra cuatro hombres, vinculados al movimiento chiita Hezbolá, acusados de asesinar al ex primer ministro libanés Rafik Hariri en un atentado con coche bomba en 2005 ha comenzado en un tribunal sin precedente en La Haya.

El Tribunal Especial para el Líbano, con sede en La Haya, juzgará "in absentia" a los cuatro sospechosos que no han sido detenidos en lo que será la primera vez que se escucha un caso de terrorismo en una corte internacional.

También es la primera vez que la corte juzga en ausencia a los acusados de matar a Hariri desde que el tribunal de Nuremberg sentenció a varios criminales de guerra nazis bajo esta figura jurídica.

Al inicio del juicio, el juez David Re instó a la Fiscalía a "probar la culpabilidad de los acusados", para quienes el proceso se desarrollará como si estuvieran presentes en la sala y hubieran admitido su culpabilidad.

Los partidarios de Hariri, un empresario musulmán sunita con vínculos con Arabia Saudita, han acusado del crimen al grupo chiíta libanés Hezbolá, que siempre ha contado con el apoyo de Irán y Siria.

El atentado con bomba que mató a Hariri y otras 22 personas e hirió a 226 más el 14 de febrero de 2005 fue un evento que cimbró la vida política de Líbano, lo que alimentó las divisiones sectarias entre musulmanes sunitas y chiítas en ese país.

Los partidarios de Hariri, uno de los líderes sunitas más influyentes de Líbano, culparon a Siria por el ataque, por lo cual las tropas de ese país, que atraviesa ahora por un guerra interna, salieron meses más tarde, luego de permanecer nueve años estacionadas en territorio libanés.

Naciones Unidas estableció el Tribunal Especial para el Líbano en 2007 para investigar el atentado y se emitieron órdenes de aprehensiones en 2011 para los acusados: Mustafa Badreddine, Salim Ayyash, Hussein Oneissi y Assad Sabra.

El líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, acusa a Israel de haber orquestado el atentado contra Hariri, luego de dar a conocer que las autoridades judías seguían los movimientos del ex primer ministro por satélite e intervinieron sus teléfonos.