Inicia diálogo entre Gobierno de Pakistán y talibanes

Representantes del gobierno exigieron al Tehreek-i-Taliban Pakistan (TTP) declarar un alto el fuego indefinido, además hicieron un llamamiento para que libere a los presos de reconocido prestigio.

Londres

Las conversaciones de paz entre los negociadores del gobierno paquistaní y los miembros designados por el grupo Tehreek-i-Taliban Pakistan (TTP) comenzaron en un lugar no revelado en Waziristán del Norte, reportaron autoridades locales.

Representantes del gobierno exigieron al TTP declarar un alto el fuego indefinido, además hicieron un llamamiento para que libere a los presos de reconocido prestigio, reportó el canal de noticias Dawn News.

Es la primera vez que representantes del gobierno negocian directamente con miembros de talibán paquistaní, que no mantiene relación con los talibanes en Afganistán.

Hasta el momento, las dos partes habían mantenido conversaciones indirectas, a través de los clérigos que simpatizan con los talibanes.

También fuentes del Talibán indicaron que todo estaba en su lugar para mantener las conversaciones con el comité de gobierno y que la agenda había sido finalizada.

Las fuentes de los milicianos afirmaron que el TTP formado de cinco miembros de la Shura, incluido Qari Shakeel, Azam Tariq, Maulvi Zakir, Qari Bashir y otro miembro, habían empezado las conversaciones con el equipo de gobierno.

Un clérigo que representa a los talibanes paquistaníes, Ibrahim Khan, afirmó que el equipo de Islamabad, encabezado por Habibullah Khan Khattak, viajó en un helicóptero al lugar de las conversaciones que describió como una "zona de paz".

La reunión entre representantes del gobierno y la Shura del TTP fue aplazada ayer a causa de las malas condiciones meteorológicas.

El diálogo es el resultado de los esfuerzos del primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, por poner fin a la violencia que se ha cobrado miles de vidas.

El proceso de negociación se ha retomado casi cuatro meses después de que el anterior intento fracasara pocas horas antes de empezar a consecuencia de la muerte del líder del TTP, Hakimulá Mehsud, tras un bombardeo estadunidense.