Se reúnen jefes de Estado en la Cumbre Asia-Europa

Durante el encuentro, que inició hoy en Milán, Italia, se reunirán los presidentes de Rusia y Ucrania para dialogar sobre el conflicto bélico entre ambas naciones.
El primer ministro italiano, Matteo Renzi; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso; y el presidente del Consejo de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, a su llegada a la cumbre.
El primer ministro italiano, Matteo Renzi; la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso; y el presidente del Consejo de la Unión Europea, Herman Van Rompuy. (EFE)

Italia

Con la presencia de 53 jefes de Estado y de gobierno arrancó hoy en Milán la 10 Cumbre Asia-Europa (ASEM), que finalizará mañana viernes bajo el título "Asociación Responsable para el Crecimiento y la Seguridad".

La reunión abordará los principales temas de la agenda internacional, como la crisis económica, el cambio climático y los derechos humanos.

La atención estará puesta en el encuentro, previsto para el viernes, entre los presidentes de Rusia, Vladimir Putin y Ucrania, Petro Poroshenko centrado en el conflicto bélico entre ambas naciones.

En esa reunión también participarán la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Francosi Hollande y los primeros ministros británico, David Cameron e italiano, Matteo Renzi.

También acuden los presidentes de la Comisión Europea y del Consejo Europeo, José Manuel Durao Barroso y Herman Van Rompuy, respectivamente.

Poco antes de inaugurar los trabajos, Renzi se reunió con el primer ministro chino Li Keqiang, con quien estuvo de acuerdo en la necesidad de tutelar los derechos de la propiedda intelectual.

"Italia tiene una larga historia y una civilización esplendida, mientras China representa la civilización oriental", dijo Renzi, que citó a Marco Polo como símbolo del antiguo vínculo entre los dos países.

En un encuentro con la prensa, Li explicó que estos días ambos gobiernos han firmado acuerdos de colaboración empresarial y comercial por 10 mil millones de dólares, que permitián el reforzamiento técnico, científico y financiero en nombre de la innovación y de la alta tecnología.

Asia y Europa tienen más del 60 por ciento de la población mundial, así como más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) global.

La cumbre inició en medio de fuertes medidas de seguridad, con tiradores apostados en la céntrica plaza del Duomo y cientos de efectivos de las fuerzas del orden repartidos por la ciudad.

La principal sede del encuentro es el Centro de Congresos de la antigua Feria industrial, en torno a la cual fue creada una "zona roja" protegida por los agentes.