Infanta Cristina deposita 587 mil euros en caso de corrupción

La hermana del rey de España realizó el pago para cubrir una posible responsabilidad civil en el caso de que la justicia considere que se benefició de ingresos fraudulentos.
La infanta Cristina (c) sonríe al llegar al tribunal en Palma de Mallorca, el pasado 8 de febrero de 2014
La infanta Cristina (c) sonríe al llegar al tribunal en Palma de Mallorca, el pasado 8 de febrero de 2014 (AFP)

Madrid

La infanta Cristina, hermana del rey de España, depositó más de 587 mil euros para cubrir una eventual responsabilidad civil en caso que la justicia considere que se benefició de ingresos obtenidos fraudulentamente por su marido, informó hoy la justicia.

"La infanta Cristina ha presentado ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma un escrito comunicando el ingreso en la cuenta judicial de este Juzgado la cantidad de 587,413.58 euros", informó el juzgado de esa ciudad, en la isla balear de Mallorca.

Este pago responde a una petición presentada por el fiscal del denominado "caso Noos", un escándalo de corrupción en el que están imputados, entre otras personas, Cristina, de 49 años, y su esposo, Iñaki Urdangarin, de 46 años.

El 9 de diciembre el fiscal Pedro Horrach pidió 19.5 años de cárcel y una multa de 3.5 millones de euros para Urdangarin, imputado por malversación, fraude fiscal, tráfico de influencia, fraude y blanqueo.

Horrach pidió por el contrario el sobreseimiento para la infanta, aunque retuvo contra ella una responsabilidad civil por haberse presuntamente aprovechado del dinero malversado por su marido, incluso sin saber que fue obtenido de forma ilegal. El juez instructor José Castro, de Palma de Mallorca, cerró el 25 de junio una investigación que realizaba desde hacía cuatro años.

El magistrado sospecha que Urdangarin y un ex socio malversaron 6.1 millones de euros de dinero público mediante el Instituto Noos, una entidad no lucrativa que el cuñado del rey Felipe VI presidió entre 2003 y 2006, y que firmó contratos públicos con autoridades regionales españolas.

Conocido por su pugnacidad, Castro se había opuesto a la opinión de Horrach imputando a Cristina por delito fiscal y blanqueo, por haber cooperado "activamente" con su esposo al utilizar una parte del dinero para fines personales. El cargo de blanqueo fue sin embargo retirado el 7 de noviembre.

Varias apelaciones retrasaron el cierre definitivo de una instrucción que contribuyó a degradar la imagen del rey Juan Carlos I, de 76 años, quien abdicó en junio en su peor momento de popularidad tras haber sido considerado durante décadas como artífice de la democracia tras la dictadura franquista (1939-1975).

El juez Castro debe decidir en las próximas semanas, posiblemente antes de Navidad, a quién sienta en el banquillo de los acusados, y si entre ellos estuviese la infanta sería un hecho sin precedentes en la historia de la monarquía española.