Indocumentados llaman a pensar en reforma migratoria

Ante los comicios legislativos de mañana, los inmigrantes sin papeles llamaban hoy a votar esperando un cambio que facilite una reforma que los republicanos bloquean en el actual Congreso.
Manifestantes hispanos protestan contra las deportaciones ante la Casa Blanca
Manifestantes hispanos protestan contra las deportaciones ante la Casa Blanca (Reuters)

Washington

Inmigrantes indocumentados hacían un llamado a votar la víspera de las legislativas del martes en Estados Unidos, esperando un cambio que facilite una reforma migratoria, que los republicanos bloquean en el actual Congreso.

Aunque no tienen voto en los comicios en los que se renovarán los 435 escaños de la Cámara de Representantes y 36 de los 100 en el Senado, un puñado de inmigrantes sin papeles, en su gran mayoría mujeres de origen latinoamericano, levantaron su voz frente a la Casa Blanca.

Para Lenka Mendoza, oriunda de Perú y madre de "dreamers" (jóvenes migrantes que recibieron un permiso de estadía temporal), la elección "es muy importante" para los once millones de inmigrantes clandestinos en Estados Unidos.

"Queremos una reforma migratoria humana y justa. Este Congreso no nos la va a dar, ya ha sido obstruida muchas veces", dijo Mendoza, de la organización Dreamers Moms USA, a la AFP. "Los republicanos no nos quieren", añadió.

"Tenemos miedo de que los republicanos ganen porque incluso quieren deportar a los dreamers y eliminar el DACA", el programa que permite que esos jóvenes estudien y trabajen, dijo Ingrid Vaca, una boliviana de la misma organización, con catorce años en Estados Unidos.

La reforma migratoria no parece más factible en un nuevo Congreso que en el actual, donde luego de ser aprobada en el Senado, que dominan los demócratas, el proyecto se empantanó sin esperanzas en la Cámara de Representantes, bajo control del Partido Republicano.

Según varias encuestas, los republicanos se encaminan el martes a aumentar su dominio en la cámara baja y a arrebatar la mayoría a los demócratas en el Senado. Margie del Castillo, una activista de Latina Advocacy Network de Virginia (este) exhortó a los electores a votar "por los derechos de los inmigrantes" y ser "la voz de los inmigrantes indocumentados en sus comunidades, que no pueden expresar su voto".

Pero el presidente, Barack Obama, también fue criticado por su retraso en decretar medidas para regularizar a inmigrantes ilegales. "El (miércoles) 5 de noviembre, cumpla su promesa", afirmó Mendoza, dispuesta a empezar este lunes una huelga de hambre en protesta. "Obama, deja de romper el corazón de las familias", señalaba una pancarta durante la manifestación.

Al menos cuatro mujeres de Dreamers Moms USA ayunarán hasta el domingo en el parque ubicado frente a la Casa Blanca para presionar a Obama a decretar medidas tras los comicios, según las manifestantes.