Prometen mayores poderes a Escocia

Líderes políticos británicos ofrecen “amplios y nuevos poderes” al parlamento si gana el “no”.
El líder laborista británico, Ed Miliband.
El líder laborista británico, Ed Miliband. (Dylan Martinez/Reuters)

Londres

En un último intento de conjurar la amenaza de una separación escocesa del Reino Unido, los líderes de los tres principales partidos británicos prometieron en una carta publicada ayer otorgar "amplios y nuevos poderes" a esa región si rechaza la independencia en el referendo de mañana.

Si los escoceses votan en contra de una independencia total, Escocia podrá decidir de forma autónoma sobre sus gastos de salud, según informaron el conservador primer ministro David Cameron, el líder de la oposición laborista, Ed Miliband y el viceprimer ministro Nick Clegg (liberal demócrata) en una carta titulada The Vow (La promesa) y que fue publicada por el diario escocés Daily Record.

El primer ministro de Escocia y líder de la campaña por la independencia, Alex Salmond, calificó las promesas de Londres como una "desesperada oferta de nada en el último minuto", que "no va a disuadir al pueblo de Escocia de aprovechar la enorme oportunidad de tomar en manos escocesas el futuro de Escocia".

La viceprimera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, consideró que la carta no es creíble y es insuficiente.

Sturgeon también dijo que era traicionero que esta promesa no se haya hecho durante los años en los que el tema de la independencia fue debatido, sino dos días antes de la consulta.

El diario escocés The Scotman publicó ayer una encuesta que predice una victoria del "no" con 52 por ciento de votos, frente a 48 por ciento de papeletas favorables al "sí".

El margen de diferencia es muy pequeño y entra en el margen de error, por lo que se espera un resultado muy ajustado.

Poco menos de 4.3 millones de residentes en Escocia están habilitados para participar en el referendo, en el que tienen que contestar la siguiente pregunta: "¿Debe ser Escocia un país independiente?".