Partidos catalanes buscan crear república independiente

Los dos partidos independentistas, con mayoría en el parlamento local, presentaron una resolución para iniciar el proceso de creación de una república catalana, así como crear leyes que la regulen.
Carme Forcadell (i) habla con el presidente del gobierno catalán, Artur Mas, antes de ser nombrada presidenta del Parlamento de Cataluña
Carme Forcadell habla con el presidente del gobierno catalán, Artur Mas, antes de ser nombrada presidenta del Parlamento de Cataluña (AFP)

Barcelona, España

Los dos partidos independentistas catalanes presentaron una resolución ante el parlamento regional, donde tienen mayoría absoluta, para declarar el inicio del proceso de creación de una república catalana independiente del resto de España.

"El parlamento de Cataluña declara solemnemente el inicio del proceso de creación del estado catalán independiente en forma de república", recoge esta propuesta de resolución que debería ser votada la próxima semana en la cámara, constituida el lunes tras las elecciones regionales del 27 de septiembre.

Estas dieron una mayoría absoluta de escaños (72 sobre 135) en el parlamento a las dos listas independentistas, la transversal coalición Junts pel Sí (Juntos por el Sí) con 62 diputados, y la CUP (izquierda anticapitalista) con 10 diputados.

Con esta resolución, presentada antes de que estos partidos se pongan de acuerdo sobre quién debe liderar este proceso -la CUP no quiere reelegir como presidente a Artur Mas, el candidato de Junts pel Sí, por su liberalismo y las sospechas de corrupción en su partido- darán por iniciado este proceso.

"Este parlamento y el proceso de desconexión democrática no se supeditarán a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional", aseguran.

En la resolución, los partidos declaran "la voluntad de iniciar negociaciones" para hacer efectiva la independencia de la región y "lo pone en conocimiento del Estado español, de la Unión Europea y del conjunto de la comunidad internacional".

También instan a empezar a tramitar la creación de la administración tributaria y del sistema de seguridad social del hipotético Estado independiente.

Negativa de Rajoy

En una conferencia de prensa, el presidente español, Mariano Rajoy, dijo que recurrirá a todos los instrumentos legales para frenar el movimiento independentista en Cataluña y para garantizar la unidad de España.

El Gobierno rechaza y considera inconstitucional la resolución de independencia de Cataluña, presentada ante el parlamento local.

Es "una provocación", dijo Rajoy, quien hizo hincapié en que si la propuesta secesionista es aprobada por la Cámara catalana "no surtirá efecto" porque el Estado "no renunciará a los mecanismos jurídicos en defensa de la unidad de España".

En la única pregunta que aceptó en su comparecencia se refirió a las medidas que se tomarían si la propuesta independentista sale adelante en el parlamento de Cataluña, lo que podría ocurrir en los primeros días de noviembre.

Rajoy explicó que hace unas semanas se aprobó una reforma del Tribunal Constitucional que dota a este órgano de instrumentos para afrontar determinadas situaciones.

Esa reforma, que ha sido aprobada en medio del desafío independentista catalán, permitirá al alto tribunal perseguir a los cargos públicos que incumplan sus sentencias.