Indagan “suicidio inducido” del acusador de Cristina K

La fiscal Viviana Fein, encargada de esclarecer el fallecimiento de Alberto Nisman, averigua si éste se quitó la vida luego de su polémica denuncia contra el gobierno argentino.
Miles de personas salieron ayer a las calles de Buenos Aires para exigir que se esclarezca la muerte.
Miles de personas salieron ayer a las calles de Buenos Aires para exigir que se esclarezca la muerte. (Alejandro Pagni/AFP)

Argentina

La fiscal Viviana Fein, encargada de esclarecer la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, investigará si su fallecimiento fue un "suicidio inducido", tras confirmar que se disparó en la cabeza con el arma encontrada junto a su cadáver en Buenos Aires.

"No lo descarto bajo ningún punto de vista", sostuvo Fein tras ser preguntada sobre si se baraja la hipótesis de que el fiscal fuera obligado o amenazado para que se disparase a sí mismo.

Fein confirmó que la pistola con la que se disparó Nisman, de 51 años, pertenecía a uno de sus colaboradores. "Era un arma que tenía hace bastante tiempo, un arma calibre pequeño, 22, no la usaba, la pidió prestada", dijo en declaraciones a la cadena de tv TN.

Añadió que según la autopsia, Nisman disparó apoyando el arma contra su parietal derecho o "a una distancia máxima de un centímetro" y descartó la participación directa de terceras personas.

Según Fein, "se puede presumir" que el horario de muerte fue "aproximadamente las 15.00 hora local (18.00 GMT) del día domingo", aunque el cuerpo fue encontrado por su madre varias horas después.

Sin embargo, las marcas en la mano del fiscal y el estado "acalambrado" de su dedo permiten determinar que él mismo fue el ejecutor del disparo, apuntó Fein.

Nisman fue hallado la noche del domingo por su madre en el baño de su casa, en el lujoso barrio porteño de Puerto Madero (centro), donde pudo acceder con ayuda de un cerrajero, porque la puerta estaba cerrada por dentro.

Tras ocho años de investigaciones, Nisman denunció el pasado miércoles a la presidenta argentina, Cristina Fernández, y a su canciller, Héctor Timerman, junto a otros funcionarios, por considerar que el Memorándum de Entendimiento firmado en enero de 2013 con Irán incluía un presunto encubrimiento de los sospechosos —cinco iraníes— del atentado contra la mutual judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994, a cambio de relaciones comerciales y el intercambio de petróleo por granos en un contexto de crisis energética en Argentina.

La acusación de Nisman está sostenida por grabaciones recogidas en 300 cd, que según el diario Clarín fueron puestos a resguardo por el hoy occiso, que temía su muerte.

Según la versión oficial, en el apartamento había documentos relativos a la denuncia de Nisman, por la cual tenía previsto comparecer hoy en el Congreso tras asegurar que tenía pruebas "concluyentes", derivas de escuchas telefónicos, que demostraban que Irán y la organización libanesa Hizbulá planificaron y ejecutaron ese ataque.

En su primera reacción tras la muerte del fiscal, la presidenta argentina denunció la existencia de una historia "muy sórdida" y defendió los intentos de su gobierno por esclarecer el brutal atentado a la mutual. En su página web denunció intentos de "desviar, mentir, tapar y confundir" sobre el caso AMIA y volvió a cargar contra agentes de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) y medios opositores.

Miles de personas marcharon en la capital exigiendo que se aclare la muerte con carteles que rezaban "Asesinado por investigar".

Nisman asumió el caso AMIA en 2005 a pedido del presidente Néstor Kirchner, esposo de la actual mandataria, hoy en el ojo del huracán en un año de alta tensión preelectoral.

Claves

Reacción de Israel

- El gobierno de Israel expresó su "tristeza" por la muerte del "valiente" jurista Alberto Nisman, que investigaba el atentado de 1994 en Buenos Aires contra la mutual judía AMIA, y pidió al gobierno que prosiga con la investigación de la causa.

- El vocero de la cancillería israelí, Emmanuel Nahshon, confío en que las autoridades continúen la labor de Nisman y "hagan todos los esfuerzos para llevar a los responsables del ataque en Argentina ante la Justicia".

- Desde hace dos décadas, Israel acusa a Irán y al movimiento Hizbolá de estar detrás de la destrucción con un coche bomba de la AMIA.