Incluye Papa a ex asesor de Bush en buró "antilavado" del Vaticano

La sede papal informó que también se designaron a otros tres integrantes del consejo, quienes son de Suiza, Singapur e Italia.
El pontífice agradeció el servicio a los consejeros anteriores.
El pontífice agradeció el servicio a los consejeros anteriores. (Filippo Monteforte/AFP)

Ciudad del Vaticano

El papa Francisco designó como miembro del Consejo Directivo de la Autoridad de Información Financiera (AIF) a Juan Carlos Zárate, quien fue el asesor del ex presidente de Estados Unidos George W. Bush, informó la sala de prensa vaticana.

Señaló que junto con Zárate fueron designados otros tres nuevos integrantes del consejo del AIF, el buró que se encarga del combate al lavado de dinero en El Vaticano.

Al mismo tiempo el pontífice “agradeció” el servicio de los anteriores miembros del Consejo, todos ellos italianos: Claudio Bianchi, Marcello Condemi, Giuseppe Dalla Torre, Francesco De Pasquale y Cesare Testa.

De esta manera quedó desplazado el poder de los italianos en la Autoridad, un organismo clave para el proceso de reformas hacia la transparencia que está impulsando Jorge Mario Bergoglio.

Los consejeros salientes fueron sustituidos por Maria Bianca Farina, directora de Poste Vita y Poste Assicura (Italia), y Marc Odendall, director de Fundaciones y consultor financiero para el sector filantrópico (Suiza), además de Joseph Yuvaraj Pillay, presidente del Consejo de Consultores del presidente de Singapur.

Mientras Zárate se desempeña actualmente como consejero del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales y docente de jurisprudencia de la universidad de Harvard.

Durante la administración de Bush, él se desempeñó como asistente del presidente y asesor para el combate al terrorismo. Antes fue ayudante del secretario del Tesoro en la estrategia contra el financiamiento al terrorismo y los crímenes financieros.

Desde ese puesto condujo la estrategia para recuperar el dinero de Sadam Husein disperso alrededor del mundo.

El papa Francisco despidió el jueves pasado a la totalidad de la directiva italiana del supervisor financiero del Vaticano, en otra ruptura con la vieja guardia.