Incendian vivienda de palestinos en Cisjordania

Los atacantes prendieron fuego a la residencia, que sufrió graves daños en la primera y segunda planta, dónde se hallaban una mujer y sus cuatro hijas.

Jerusalén

Una vivienda familiar palestina fue incendiada la pasada madrugada en lo que aparenta ser un nuevo ataque racista por parte de colonos judíos, informaron hoy los medios locales.

Los atacantes lanzaron una bomba molotov a través de una ventana mientras en la vivienda se hallaban una mujer y sus cuatro hijas, dijo a la agencia local Maan Ghasan Daghlas, funcionario palestino que supervisa las actividades de los colonos en el norte de Cisjordania.

Según esta fuente, el grupo de colonos judíos asaltó la aldea de Khirbet Abu Falah, próxima a Ramala, y después de lanzar gases lacrimógenos a la vivienda y granadas de estruendo, trataron de entrar.

Al no conseguirlo, prendieron fuego a la residencia, que sufrió graves daños en la primera y segunda planta, aunque no hubo que lamentar víctimas personales.

Fuentes policiales israelíes confirmaron a Efe el suceso y dijeron que está siendo investigado por agentes de la unidad de identificación criminal.

Los atacantes dejaron también varias pintadas en hebreo en las paredes exteriores, entre ellas las de "muerte a los árabes" y "venganza".

Hace una semana y media, en ataques similares, fueron incendiadas una mezquita en la misma zona y una sinagoga antigua de la ciudad israelí de Shfaram (norte).

La violencia racista y el enfrentamiento político entre israelíes y palestinos ha repuntado en la zona desde el pasado mes de junio hasta niveles comparables a los de la segunda intifada, entre 2000 y 2004.

La última espiral de violencia comenzó con el secuestro y asesinato de tres adolescentes judíos a manos de islamistas palestinos cerca de la ciudad cisjordana de Hebrón, a lo que siguió, tres semanas después, el asesinato de un menor palestino en una venganza de radicales israelíes.

La semana pasada, dos palestinos de una aldea de Jerusalén oriental mataron a cuatro rabinos en una sinagoga de la parte oeste de la ciudad, en un atentado que fue condenado por el presidente de la ANP, Mahmud Abás.

La tensión y los enfrentamientos, alentados por la disputa político-religiosa en torno a la Explanada de las Mezquitas, o Monte del Templo para el judaísmo, has causado una decena de muertes entre la población israelí en el último mes y medio, más que en los dos años que le precedieron.

Entre los palestinos, las muertes en Jerusalén este y Cisjordania se aproximan al medio centenar desde enero.