Incautan en Jamaica 3 mil 300 cabezas de proyectiles

El contrabando, que incluye una máquina para fabricar balas, fue detectado al interior de un contenedor durante una revisión de rutina en el Puerto Bustamante.
(Archivo)
(Archivo)

Kingston

La policía de Jamaica descubrió 3 mil 300 cabezas explosivas de proyectiles y una máquina para fabricar distintos tipos de balas para armas recargables dentro de un contenedor.

El superintendente adjunto de la policía a cargo de la división de información de la fuerza policial de la isla, Steve Brown, detalló hoy que la incautación se llevó a cabo ayer en los muelles de la capital Kingston, en colaboración con el Equipo de Lucha contra el Contrabando de Jamaica.

La carga fue detectada en el Puerto Bustamente, el mayor de la isla, durante un control rutinario a través de rayos X de los cargamentos que llegan y salen de los muelles de la capital jamaicana.

Aunque aún no se han producido detenciones, las autoridades buscan a Oneil Schrouder, un ciudadano con domicilio en la localidad de Mandeville, en la zona central de Jamaica.

Las autoridades de la isla buscan a Oneil Schrouder, como sospechoso por la importación del material.



Brown confirmó que ese hombre de negocios es sospechoso de estar detrás de la importación de ese material ilegales, del que las autoridades no facilitaron más detalles.

"Aún no hemos localizado al sospechoso, pero estamos siguiendo algunas pistas", apuntó Brown en declaraciones a la prensa, en las que defendió que esta incautación supondrá un "importante golpe" contra el contrabando y comercio de armas en Jamaica.


Con 2.8 millones de habitantes, la isla caribeña registra un promedio de mil 500 homicidios al año, la inmensa mayoría con armas de fuego. En lo que de año se han contabilizado  mil 410 asesinatos.

El citado portavoz policial tampoco quiso ofrecer más información sobre el origen o destino del contenedor en el que se ocultaba el cargamento incautado, pero sí reconoció haber pedido ayuda a otros países para profundizar en sus tareas de investigación.

En ese sentido, apuntó que es la primera vez que las autoridades de la isla descubren material como ese y detalló que se ha decidido consultar a personal de seguridad de Estados Unidos -de donde se cree que podría proceder la mercancía-, de Canadá y del Reino Unido.