Impulsará UE recuperación con pacto por crecimiento y empleo

En una carta enviada a los jefes de Estado y de gobierno de los Veintiocho a una semana de la cumbre, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, les recordó su compromiso y les animó ...

Bruselas

Los gobernantes de la Unión Europea (UE) tienen cita el próximo jueves y viernes en esta capital para cerrar los detalles para la puesta en marcha, en enero, del pacto por el crecimiento y el empleo, con el que confían impulsar la recuperación.

Los dos pilares de la iniciativa -la garantía para el empleo juvenil, que destinará seis mil millones de euros a políticas contra el paro entre ese grupo de población, y el instrumento financiero para pequeñas y medianas empresas- tienen prevista su entrada en vigor para enero.

No obstante, algunos países aún tienen pendiente remitir a la Comisión Europea (CE) sus planes nacionales de implementación e informar al Ejecutivo y al Banco Europeo de Inversión (BEI) de la contribución que pretenden aportar al nuevo mecanismo de financiación.

En una carta enviada a los jefes de Estado y de gobierno de los Veintiocho a una semana de la cumbre, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, les recordó su compromiso y les animó a tener listas las tareas pendientes de cara a la cita.

La clave para la credibilidad de nuestros compromisos y la coherencia de nuestra acción es la implementación, señaló en la misiva.

Van Rompuy también llamó la atención por la lentitud con la que los socios europeos están avanzando en materia de combate a la evasión y el fraude fiscal, lo que quedó evidente la pasada semana en una reunión entre los ministros de Finanzas de la mancomunidad.

En la ocasión, Austria y Luxemburgo bloquearon una vez más una directiva europea destinada a levantar el secreto bancario en las cuentas de ahorros.

Soy conciente de que ello implica decisiones políticas difíciles, pero debemos hacer todos los esfuerzos para encontrar una solución, urgió el líder del Consejo Europeo.

Además, Van Rompuy instó a los Veintiocho a alcanzar un acuerdo acerca de un eventual impuesto sobre la energía y a acelerar la implementación de la banda ancha de alta velocidad y de los procedimientos de contratación pública por Internet con el fin de dotar a la UE de un verdadero mercado digital único de cara a 2015.

La adopción de un fuerte marco general para la protección de datos en la UE es una parte esencial de ese proceso, subrayó el político belga.

La cumbre de la próxima semana también dará a los gobernantes de los Veintiocho la oportunidad de revisar las prioridades de Grecia para la próxima presidencia semestral de la UE, que asume en enero.

El líder del Consejo Europeo dirá que el establecimiento de la unión bancaria es la primera prioridad, un paso esencial para la estabilidad del sector financiero de la UE y para la capacidad de los bancos prestar a la economía y a las Pymes.

En ese contexto, llamará a los socios europeos a cerrar lo más pronto posible un acuerdo sobre el mecanismo único de resolución bancaria y la garantía europea de depósitos, dos elementos fundamentales para la unión.

La cita deberá, igualmente, reservar espacio para la cuestión de la inmigración, con los Veintiocho llamados a posicionarse sobre las recientes propuestas de Bruselas para incrementar la vigilancia en el Mediterráneo.

El objetivo es doble: disuadir a los inmigrantes de intentar llegar a Europa de manera ilegal en embarcaciones peligrosas, y agilizar la identificación de situaciones de riesgo para evitar nuevas tragedias como la ocurrida en octubre en las costas de la isla italiana de Lampedusa.