Impactante video muestra acoso callejero en Nueva York

Titulado "10 Hours of Walking in NYC as a Woman" (Caminando 10 horas por Nueva York siendo una mujer), el clip que fue publicado en línea el martes ya alcanzaba, para las 23:00 GMT del ...
Una imagen del video donde puede observarse a la protagonista de la cinta siendo acosada en una calle neoyorquina
Una imagen del video donde puede observarse a la protagonista de la cinta siendo acosada en una calle neoyorquina (Youtube)

Nueva York

Ella camina por las calles de Nueva York tras una cámara oculta que graba el constante hostigamiento de hombres. El video se volvió viral y provocó un debate sobre el acoso callejero que deben soportar mujeres y minorías, además de amenazas a su protagonista.

El clip de dos minutos muestra a la actriz Shoshana B. Roberts caminando en silencio, con jeans oscuros ajustados y una discreta camiseta negra, a lo largo de Manhattan. A su paso, los hombres la saludan y le gritan cosas como "hola, nena" y "hola, preciosa".

Cuando ella los ignora, la regañan por ser grosera con comentarios como "¡sonríe!" o "alguien está reconociendo que eres bonita, deberías decir gracias". Otros insisten en hablarle y algunos la siguen unos pasos. Uno incluso camina a su lado durante cinco minutos sin decir una palabra, una situación que la asusta y la pone muy incómoda.

Titulado "10 Hours of Walking in NYC as a Woman" (Caminando 10 horas por Nueva York siendo una mujer), el clip que fue publicado en línea el martes ya alcanzaba, para las 23:00 GMT del miércoles, más de 9 millones de clics en YouTube.

"El video muestra que otras personas tienen sus propias historias y les hacemos saber cuán a menudo pasa esto", dijo a la AFP Roberts, contactada por teléfono. La actriz denunció que fue objeto de amenazas a través de correos electrónicos, aunque destacó que la mayoría de los comentarios recibidos fueron "positivos".

"La mayoría de las reacciones por correo electrónico fueron positivas, pero desafortunadamente unas pocas fueron negativas, comentando que querían lastimarme, matarme. Voy a ir a la policía porque no me siento segura", explicó.

"Te vuelven un objeto"

El video fue producido por la organización caritativa Hollaback!, que se dedica a combatir el acoso callejero. Los organizadores dijeron que Roberts pasó por 100 instancias de acoso callejero verbal a lo largo de 10 horas. No son parte del conteo las innumerables guiñadas y silbidos.

La organización afirma que las mujeres, los negros, los gays, las lesbianas y los transexuales son particularmente susceptibles al acoso callejero, lo cual es un recordatorio de que estas personas son más vulnerables a sufrir agresiones.

Rob Bliss, quien filmó el video con una cámara oculta en su morral mientras caminaba unos pasos delante de Roberts, dijo a la AFP que quería que los hombres vieran cómo se vive desde el punto de vista de las mujeres el acoso callejero al que son sometidas.

"De inmediato te vuelven un objeto y es horrendo", dijo. Añadió que quiere que los hombres vean "a plena luz cómo es el acoso callejero, cómo hace sentir a la gente". "Quería darle un poco de coraje a las mujeres y hacerlas hablar de sus experiencias personales. Muchas veces el acoso callejero es algo de lo que no pueden deshacerse", añadió.

Roberts dijo que este atosigamiento es, de hecho, una realidad cotidiana para ella. "Me acosan cuando sonrío y me acosan cuando no lo hago. Me acosan hombres blancos, negros y latinos. No pasa un día en que no viva esto", comentó.

Una realidad en América Latina

El acoso sexual callejero también es una realidad en Latinoamérica. Sobre este tema, en el blog Focus de la AFP, la reportera de video Celeste Jones describió el acoso al que son sometidas las mujeres periodistas, sobre todo durante coberturas deportivas: http://u.afp.com/6o8

Perú y Bolivia tal vez sean los países donde las mujeres son más victimizadas. Particularmente en Perú, el Congreso está evaluando un proyecto de ley que busca castigar con hasta doce años de cárcel las formas agravadas de acoso sexual callejero.

La polémica se inició luego de que la actriz peruana Magaly Solier, premiada internacionalmente por la película "La Teta Asustada", denunció haber sido víctima de acoso sexual en un bus en Lima cuando un hombre se masturbaba detrás de ella ante la mirada apática de decenas de pasajeros.

Tras este episodio, la policía reforzó la vigilancia en las paradas de buses y se llegó a evaluar la posibilidad de poner vigilantes de incógnito en los autobuses durante las horas pico, para cazar a los abusadores.

El video de Nueva York puede verse en www.youtube.com/watch?v=b1XGPvbWn0A