Parlamento Europeo condena caso Iguala

El Parlamento pidió a los Estados miembros de la UE que reforzaran su apoyo a México en defensa de los derechos humanos, a través de medios financieros y técnicos.

Estrasburgo, Francia

El Parlamento Europeo condenó de forma rotunda las "inaceptables desapariciones forzosas y crímenes en Iguala" y pidió a las autoridades mexicanas que "actúen de forma rápida, transparente e imparcial" para arrestar y llevar ante la justicia a los responsables.

Sin embargo, la resolución adoptada este jueves acogió las acciones que ha emprendido el Gobierno de México para encontrar a los 43 normalistas desaparecidos y condenar a los culpables, con lo que se descartó alguna sanción en contra del país.

"Las investigaciones deberían continuar hasta que los estudiantes estén a salvo", según una resolución adoptada hoy por 495 votos a favor, 86 en contra y 56 abstenciones.

En dicha resolución también se repudian los crímenes cometidos en México y se exige su investigación, además de que se expresa la profunda preocupación por la "aparente infiltración del crimen organizado en los organismos locales policiales y administrativos".

El Parlamento instó a los Estados miembros de la UE a aumentar el apoyo a México para defender los derechos humanos a través de programas y recursos financieros y técnicos apoyando las medidas que ha impulsado el presidente Enrique Peña Nieto.

Tonio Borg, el comisario europeo de Salud, declaró en nombre de la Comisión Europea que "México es un socio muy valioso para la UE", por lo que pidió a la comunidad internacional unir sus fuerzas con México para ayudar a este país en la lucha contra la delincuencia organizada y contra la impunidad", añadió.

Los diputados europeos de todos los grupos políticos se sumaron a la condena y expresaron sus condolencias a las familias y su solidaridad con el pueblo mexicano. Asimismo  manifestaron su preocupación por el clima de violencia e impunidad en México y su apoyo al gobierno del país en la lucha contra el crimen organizado.

"Tenemos que alzar una voz de profunda condena de estos crímenes y ofrecer ayuda a las autoridades mexicanas para afrontar el reto de luchar contra el narcotráfico y la corrupción que generan que haya personas que utilizan las instituciones en beneficio propio", dijo la eurodiputada española Teresa Jiménez Becerril (PPE), una de las autoras de la resolución.