Identifican a la víctima del tiroteo en una universidad de Los Ángeles

William Klug, profesor de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), fue supuestamente disparado y asesinado por un estudiante aún por identificar.
Un oficial de SWAT inspecciona a un estudiante evacuado del campus de la universidad UCLA, cerca de la escena del tiroteo, en Los Angeles
Un oficial de SWAT inspecciona a un estudiante evacuado del campus de la universidad UCLA, cerca de la escena del tiroteo, en Los Angeles (AP)

Los Ángeles

William Klug, profesor de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), ha sido identificado como la víctima del tiroteo ocurrido hoy en el centro educativo. Según fuentes consultadas por las cadenas locales de ABC y NBC, Klug fue supuestamente disparado y asesinado por un estudiante aún por identificar, que posteriormente se suicidó.

"Me siento indignado", dijo Renjie Li, uno de los alumnos que identificaron a Klug, en declaraciones al portal de noticias de NBC. "Es increíble que alguien le hiciera esto a un profesor joven que acababa de empezar su carrera en UCLA. Es una lástima", agregó.

Previamente, el jefe de la Policía de Los Ángeles, Charlie Beck, había confirmado que las dos víctimas eran hombres y que las autoridades encontraron una nota junto a los cuerpos, pero no aclaró si se trataba de una confesión o una nota de suicidio.

El campus de la Universidad permaneció cerrado desde las 10:00 hora local (17:00 hora GMT), mientras las autoridades organizaban un potente despliegue policial, formado por decenas de agentes. Los estudiantes del centro fueron desalojados y reubicados en uno de los edificios del recinto, indicó la universidad.

El Departamento de Policía de Los Ángeles informó que el suceso tuvo lugar en el edificio de la Facultad de Ingeniería. "Estamos en el edificio de música. Estamos en una habitación bastante aislada", declaró a Efe por mensaje de teléfono móvil un estudiante que buscó refugio en el campus.

"Acaba de entrar otro compañero. Dice que venía de otro edificio y había masas de gente corriendo en dirección contraria. Había un helicóptero (...) y bastante actividad policial", agregó el estudiante.

El Buró Federal de Investigación (FBI) envió agentes en el campus, mientras que la Policía de Los Ángeles declaró una "alerta táctica" en la ciudad y envió cientos de policías al campus y alrededores, informó el diario Los Angeles Times.

Se da la circunstancia de que la selección de fútbol de Brasil tenía programado un entrenamiento en las instalaciones de la Universidad con vistas a su participación en la Copa América, que finalmente tuvo lugar en el StubHub Center de la cercana ciudad de Carson.

"En vista de lo que sucedió en el campus de la UCLA, el equipo no entrenará en la universidad", anunció la Confederación Brasileña de Fútbol en un comunicado, agregando que el entrenamiento se realizaría en otro complejo deportivo de la ciudad.

Denuncias en las redes sociales

El incidente fue denunciado a través de múltiples llamadas de auxilio y en las redes sociales. "Estábamos en la mitad de una clase cuando llegó un 'got' (una alerta de texto) el profesor rápidamente aseguró la puerta y nos dijo que no hiciéramos ruido", relató un estudiante que sólo se identificó como Ricky.

Todas las clases en la universidad fueron canceladas durante la jornada. El bloqueo a las intalaciones se levantó poco después del mediodía. "Estamos en proceso de devolver el campus a los estudiantes", señaló el jefe de policía de Los Angeles (LAPD), Charlie Beck.

"Están en sus (pruebas) finales. Es un período muy estresante para ellos, estamos tratando de facilitar eso", añadió Beck. Una escuela primaria y una secundaria, ambas en el mismo sector, también fueron bloqueadas "por precaución", precisaron las autoridades.

Obama informado

Scott Waugh, vicerrector de la universidad, dijo que las clases se reanudarán normalmente el jueves y los exámenes finales de la semana próxima no serán interrumpidos. Queremos reanudar las operaciones tan pronto como sea posible", afirmó. "Profesores, funcionarios y estudiantes deben presentarse mañana a sus tareas normales y completar el trimestre como planeado".

La Casa Blanca anunció que el presidente Barack Obama fue informado sobre el tiroteo y pidió a sus colaboradores que lo mantengan al tanto de la evolución de la situación.

La UCLA, una de las universidades más conocidas en el mundo, recibe estudiantes de todo el orbe, que realizan cursos e investigaciones que abarcan desde ciencias a cine, pasando por sociología y ciencias políticas.

Este tiroteo es el último en un país donde los ataques con armas de fuego son casi cotidianos. Desde el inicio del año hubo 5,451 muertos por armas de fuego en Estados Unidos y 21,549 incidentes implicando estas armas, según el sitio Gunviolencearchive.org.

Hace dos años, Elliot Rodger, de 22 años, apuñaló mortalmente a tres compañeros de apartamento, matando luego a tres mujeres con un arma de fuego en una universidad cerca de Santa Barbara, dos horas al norte de Los Ángeles. Al menos otras trece personas fueron heridas por Rodger.

Otros tiroteos con víctimas mortales se registraron desde entonces en una universidad de Oregon (Portland, noroeste) y en un liceo de la región de Seattle (Washington, noroeste).

California fue escenario en diciembre de un ataque con fusil de asalto por una pareja yihadista, en el que murieron 14 personas en San Bernardino. Fue el atentado más mortífero en Estados Unidos desde el 11 de setiembre de 2001.

Los llamados a un control más estricto de las armas de fuego se multiplican luego de cada ataque, incluso en California, estado que cuenta con una de las legislaciones más estrictas del país. La UCLA prohíbe la tenencia y el porte de armas de fuego en el campus.