Identifican a policía que mató a afroamericano

Las autoridades de Ferguson revelan que Darren Wilson, con un historial “intachable”, fue el agente que ultimó a tiros al adolescente Michael Brown.

St. Louis-Washington

El gobierno de Misuri admitió ayer que aún falta esclarecer la muerte del afroamericano Michael Brown, tras identificar al oficial que lo ultimó a tiros y mostrar imágenes de un asalto en el que el joven habría participado.

“Nada debería impedir llegar a entender cómo y por qué Michael Brown fue matado (...) hay muchos pasos entre este punto y el que se haga justicia”, señaló el gobernador Jay Nixon en rueda de prensa.

Indicó que aún hay mucho camino que recorrer en la investigación que realizan el Departamento de Justicia y la policía local y remarcó que los hechos revelados sobre el caso “son solo (...) piezas de información”.

Ayer, el jefe de la policía de Ferguson, Thomas Jackson, identificó a Darren Wilson como el oficial que dio muerte a tiros a Brown, un agente que llevaba seis años en la policía y a quien describió como un “oficial fantástico”, que nunca tuvo problemas disciplinarios.

Hasta ayer, la policía había rechazado divulgar el nombre del oficial, alegando motivos de seguridad.

Además, la corporación señaló que Wilson tuvo que ser atendido en un hospital por las heridas en la cara que le hizo Brown, quien habría participado en “un fuerte asalto armado”, según imágenes difundidas por la policía local.

En un comunicado, la familia de Brown puntualizó que las revelaciones de la policía no justifican “el asesinato” y acusó a la corporación de dar a conocer solo imágenes del joven y rehusarse a publicar “fotografías del oficial que lo ejecutó”.

El video dado a conocer por la policía local muestra a Brown amagando al empleado de una tienda de conveniencia y saliendo del lugar con un paquete supuestamente de cigarros en la mano, pero no muestra que el joven portara un arma de fuego.

Brown, de 18 años, murió el sábado pasado, luego de un altercado con Wilson, desatando cinco días consecutivos de enfrentamientos de la población de Ferguson con la policía.

El uso de equipo militar contra la multitud por parte de la policía local, incluyendo gases lacrimógenos y balas de salva, fue criticado por el procurador general de EU, Eric Holder, y la prensa nacional.

El jueves, el presidente Barack Obama había pedido transparencia y paz en esa localidad y fustigó el “uso excesivo de la fuerza contra manifestaciones pacíficas”, pero también destacó que no había “ninguna excusa” para recurrir a la violencia contra los policías.

Centenares de personas desfilaron pacíficamente en la noche del jueves en esa localidad, junto al nuevo oficial de la policía estatal, el capitán Ron Johnson, a quien se encomendó la misión de restaurar la calma en esa ciudad y relevar a un polémico jefe de la policía local.

El propio Johnson, agente negro originario de este suburbio de St. Louis —capital de Misuri—, estuvo en la primera fila de la manifestación realizada en Ferguson, una ciudad de la que 14 mil de sus cerca de 21 mil habitantes son afroamericanos, pero cuyos policías son básicamente blancos.

El caso de Brown reavivó el fantasma del racismo en EU, como sucedió tras la muerte de Trayvon Martin, un joven negro abatido en 2012 por un vigilante en un barrio de Florida.

En un controvertido fallo, un jurado absolvió al vigilante privado invocando una polémica ley de Florida y estimó que había actuado en defensa propia.

“Coperacha” del Ku Klux klan

Una facción de la organización racista y supremacista blanca Ku Klux Klan anunció la celebración de un acto de recolección de fondos para Darren Wilson, el policía que disparó a Michael Brown en la ciudad de Ferguson, Misuri.

La colecta anunciada por el grupo New Empire Knights del Ku Klux Klan en su página de internet (https://newempireknights.wordpress.com) tendrá lugar el 23 y 24 de agosto en la ciudad de Sullivan, también ubicada en Misuri, y a los asistentes se les recomienda que hagan donaciones a partir de los diez dólares para “el policía que hizo su trabajo contra el criminal negro”.

El Southern Poverty Law Center, una organización que investiga a grupos racistas, detectó en las redes esta acción del Ku Klux Klan, “desesperado por publicidad y oportunidad de extender el odio y el terror”, tras la muerte de Michael Brown, de 18 años, el sábado pasado a manos de Wilson.

Esta facción del Ku Klux Klan, que se declara “harta” de los grupos modernos del Klan y quiere volver a sus orígenes ultraderechistas, señala que la recaudación es una “recompensa” para el policía, al que considera un “héroe”.

 

(EFE/Washington)