Huracán Gonzalo descarga su poder sobre las Bermudas

Los efectos del potente huracán de categoría 3 y cuyo ojo está ya apenas a 80 km al suerte de las islas británicas, se sienten ya con lluvias y potentes vientos, que dejaron a miles de personas ...
Esta imagen del huracán Gonzalo fue tomada desde la Estación Espacial Internacional por el astronauta europeo Alexander Gerst
Esta imagen del huracán Gonzalo fue tomada desde la Estación Espacial Internacional por el astronauta europeo Alexander Gerst (AFP)

Hamilton

El huracán Gonzalo mantenía hoy su destructiva fuerza cuando se encontraba a punto de alcanzar las islas Bermudas, donde ya se sentían sus lluvias y potentes vientos, que dejaron a miles de personas a oscuras.

Cuando su ojo se encontraba apenas a 80 km al suroeste de las Bermudas, Gonzalo era un huracán de categoría tres de las cinco de la escala de Saffir-Simpson, con vientos de 185 km por hora y ráfagas más fuertes, informó a las 21:00 hora GMT el Centro Nacional de Huracanes (NHC), ubicado en Miami (sureste de Estados Unidos).

Pese a que va perdiendo fuerza "se espera que Gonzalo sea un peligroso huracán cuando se mueva cerca o sobre las Bermudas", advirtió el NHC, que avisó de poderosos vientos, inundaciones costeras, oleaje y lluvias de entre 8 y 15 cm (por m2) sobre el archipiélago británico. El aeropuerto de las Bermudas ya registró ráfagas de viento de 102 km/h, indicó el NHC.

Unas 16 mil viviendas quedaron sin luz, informó la compañía eléctrica Belco al diario The Royal Gazette. Desde el comienzo de la jornada las personas en la capital, Hamilton, se habían resguardado en sus viviendas con las ventanas selladas, mientras las escuelas y los negocios permanecen cerradas desde el jueves.

Los efectos del huracán podían seguirse en vivo en la página web www.portbermudawebcam.com, usualmente una herramienta turística para mostrar las bellas vistas. Gonzalo, que el jueves se mantuvo como huracán de categoría cuatro con vientos de hasta 230 km/h, se degradará rápidamente a partir de esta noche, indicó el NHC.

Pero antes su ojo pasará a unas 25 millas náuticas (46 km) del archipiélago, hacia las 23:00 hora GMT, según un boletín del servicio de meteorología de las Bermudas, un conjunto de islas turísticas de 60 mil habitantes en el Atlántico, a unos mil km de la costa estadunidense.

"Vientos con fuerza de huracán comenzarán a extenderse por la isla muy pronto", indicó el servicio, que llamó a la población a no confiarse y salir de sus casas cuando pase el ojo del huracán por el archipiélago, lo cual traerá un breve respiro del fuerte vendaval.

Advirtió también de "inundaciones costeras que pueden causar muertes (y) que estarán acompañadas de grandes olas destructivas". Las autoridades han advertido que el ciclón podría resultar tan severo como el huracán Fabian, que en 2003 dejó en las Bermudas cuatro muertos y 300 millones en daños.

Provisiones y generadores

Los habitantes del territorio británico inundaron el jueves las tiendas para comprar provisiones y generadores eléctricos, en previsión de que la tormenta los deje sin corriente. Muchos botes fueron sacados del agua, mientras que un barco de la armada británica se dirigía a la isla para ayudar con los trabajos de recuperación tras el paso del huracán.

"Estoy satisfecho con los preparativos de las personas. Las Bermudas están preparadas, las personas están lo más seguro que se puede", dijo hoy el primer ministro de las Bermudas, Michael Dunkley, en un mensaje. El aeropuerto internacional cesó sus operaciones desde la noche del jueves hasta por lo menos el sábado.

Gonzalo, que ya dejó un muerto, varios desaparecidos y destrozos en el Caribe, es considerado un huracán "mayor" porque está por encima de la categoría 3 en la escala de Saffir-Simpson, lo que significa que sus vientos pueden causar "daños devastadores" si tocan la tierra, según el NHC.

Esta es la séptima tormenta de la temporada en el Atlántico -- que se extiende entre junio y noviembre -- y el tercer huracán en tocar el Caribe este año. El huracán Cristóbal dejó al menos cuatro muertos en agosto, cuando provocó fuertes lluvias e inundaciones en República Dominicana, las Bahamas y Turcas y Caicos. El NHC ha señalado que esta temporada ha estado menos activa que de costumbre.