Hugo Chávez pagó casi 7 mdd a fundación ligada a Podemos

El ex ministro de Finanzas de Venezuela, Rafael Isea, confirmó a la policía española que el ex presidente venezolano ayudó financieramente a la Fundación CEPS, a la que pertenecían líderes del ...
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, pertenecía a la Fundación CEPS, que recibió ayuda financiera de Hugo Chávez
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, pertenecía a la Fundación CEPS, que recibió ayuda financiera de Hugo Chávez (EFE)

Madrid

El ex ministro de Finanzas venezolano Rafael Isea confirmó a la Policía española que el fallecido Hugo Chávez pagó casi 7 millones de dólares a la Fundación CEPS –a la que pertenecían, entre otros, los líderes de Podemos Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero e Íñigo Errejón.

La información ha sido dada a conocer por el diario digital Okdiario y ésta ha sido reproducida ayer prácticamente por todos los medios de comunicación españoles. El Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS) es la fundación que dio origen a Podemos, el partido de extrema izquierda que podría convertirse en el número dos del país tras su alianza con Izquierda Unida.

El político venezolano hizo esta declaración bajo juramento a policías españoles que se trasladaron el pasado mes de abril a Nueva York, después de las primeras informaciones publicadas en varios medios de comunicación de España.

En abril, varios medios publicaron un documento, firmado por Hugo Chávez en 2008, en el que éste ordenaba pagar casi 7 millones de dólares a la fundación de Pablo Iglesias para “propiciar” –en España, decía- un cambio político aún más afín al Gobierno bolivariano.

El interrogatorio se llevó a cabo, siempre según la información de OKdiario, en el Consulado General de España en Nueva York, en presencia de un secretario judicial y de personal de la legación diplomática.

A lo largo de los últimos años, han formado parte del patronato de la Fundación CEPS Pablo Iglesias, Juan Carlos Monedero, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Sergio Pascual, Luis Alegre y Alberto Montero.

Todos ellos forman parte hoy de la dirección de Podemos salvo Monedero, quien se retiró de la primera fila política después de que se descubriera que intentó defraudar a Hacienda tras cobrar de Venezuela 425 mil euros por redactar un supuesto informe sobre la creación de una moneda única para los países de la órbita chavista.

Monedero se dedica ahora a asesorar y dar charlas, de hecho hace menos de dos meses estuvo dando unas conferencias en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Hasta el momento Pablo Iglesias, obsesionado con ser presidente de España, y la dirigencia del partido ha negado sistemáticamente haber recibido dinero por parte del gobierno que encabezaba el fallecido Hugo Chávez, y niegan también que este dinero haya servido para financiar a su partido de extrema izquierda.

En cuanto a Rafael Isea, cuando Nicolás Maduro llegó a la Presidencia de Venezuela, en marzo de 2013, el ex ministro de finanzas cayó en desgracia -cuando se enteró de que el gobierno pretendía culparle del envío de una avioneta procedente de su país que fue interceptada en las Islas Canarias, España, en 2012 con tonelada y media de cocaína.

Pocos meses después, en septiembre, Isea se entregó a las autoridades estadunidenses, convirtiéndose en testigo protegido de la DEA, que confía desentrañar –señala- los vínculos entre el régimen chavista y el narcotráfico internacional, según documentos de la agencia estadunidense.