Hondureños salen en séptima marcha de las antorchas contra corrupción

Por séptimo viernes consecutivo, miles de personas reclamaron en las calles de Tegucigalpa la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández, al que acusan de corrupción, y la creación de una ...
Manifestantes sostienen una pancarta contra la corrupción en la seguridad social, que ha causado la pérdida de vidas humanas
Manifestantes sostienen una pancarta contra la corrupción en la seguridad social, que ha causado la pérdida de vidas humanas (EFE)

Tegucigalpa

Miles de Indignados salieron hoy por séptimo viernes consecutivo a las calles de la capital de Honduras en reclamo de la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández, a quien acusan de corrupción, y la integración de una comision contra la impunidad dependiente de las Naciones Unidas.

"Fuera JOH", por las iniciales del mandatario, volvieron a corear los manifestantes --unos 60 mil, según activistas--, que iluminaron con sus antorchas una tarde gris con amenazas de lluvia, en un recorrido de medio kilómetro desde el frente del estatal Hospital Escuela hasta el edificio de Naciones Unidas.

Uno de los jóvenes dirigentes del llamado movimiento de "Oposición Indignada", Ariel Varela, afirmó a periodistas que los miembros de la misión de Naciones Unidas se marcharon conscientes de que "no habrá diálogo si no se pide (la formación de) la Comisión Internacional Contra la Impunidad (CICI)".

A demanda de Hernández, una misión de Naciones Unidas cerró hoy una visita de cinco días a Tegucigalpa para explorar las posibilidades de que los Indignados se sumaran a un diálogo con delegados de diferentes sectores sociales para definir una estrategia de combate a la corrupción.

En un comunicado, la misión de la ONU afirmó que se "determinará con el secretario general (Ban Ki-moon) los pasos a seguir para materializar el apoyo a Honduras" con ese objetivo.

Honduras ocupa los primeros lugares en el ránking de países con mayor percepción de corrupción en América Latina, según Transparencia Internacional, pero Hernández promete una lucha sin cuartel contra la impunidad.

Los Indignados exigen que el mandatario solicite a Naciones Unidades la integración de una CICI que investigue la corrupción, incluyendo acusaciones contra el propio mandatario.

Las movilizaciones comenzaron el 29 de mayo, cuando unas cinco mil personas desfilaron frente a la sede del Seguro Social llevando velas en señal de duelo por la muerte de unas tres mil personas en cinco años a causa de la mala atención médica por el saqueo de unos 330 millones de dólares de esa institución por políticos y empresarios.

En una segunda marcha, los llamados Indignados, en su mayoría jóvenes a los que se sumaron miembros de la clase media afectados por el saqueo del Seguro, salieron con antorchas en la capital y fueron imitados en todo el país e incluso en Estados Unidos, donde residen numerosos emigrados hondureños.

El 3 de junio el presidente admitió haberse enterado después que dinero del Seguro entró a su equipo de campaña electoral. Una comisión investigadora del Congreso encontró cheques por 94 mil dólares destinados a la campaña de Hernández, y prometió investigar y castigar a los responsables "caiga quien caiga".