Honduras va hoy a las urnas para elegir presidente

Ex primera dama y el derechista Hernández encabezan sondeos.

Tegucigalpa

Los hondureños decidirán en las elecciones generales de hoy si rompen con el bipartidismo tradicional de más de un siglo, o si la izquierda, de la mano de Xiomara Castro, esposa del ex presidente Manuel Zelaya, llega por primera vez al poder.

La elección tiene lugar en un escenario inédito ya que participarán nueve partidos políticos, cuatro de ellos surgidos tras el golpe de Estado a Zelaya el 28 de junio de 2009, pero debido a una alianza de dos partidos minoritarios, los candidatos presidenciales son ocho; y una mujer pelea la presidencia con posibilidad de triunfo.

Los candidatos con mayor opción de triunfo son Juan Orlando Hernández, del conservador Partido Nacional, en el poder, y Xiomara Castro, del Libertad y Refundación (Libre, de izquierda), surgido tras el derrocamiento de Zelaya, cuando pretendía reformas constitucionales violentando la ley.

De los 8.5 millones de habitantes que tiene Honduras, 5.3 podrán ejercer el sufragio, según el padrón del Tribunal Supremo Electoral, que ayer reiteró su llamado a concurrir masivamente a las urnas para fortalecer la incipiente democracia hondureña. Además informó que ya fue distribuido la mayoría del material electoral a las 16 mil 100 mesas receptoras de votos que están habilitadas.

También se renovará el Congreso y las autoridades locales.

Al menos 800 observadores internacionales se encuentran en el país, encabezados por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea.

Los ex presidentes Martin Torrijos de Panamá y el destituido Fernando Lugo de Paraguay se encuentran en Honduras como observadores internacionales.

La seguridad de los comicios corre a cargo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, que desplegaron cerca de 30 mil efectivos para brindar protección a los votantes.

El presidente hondureño, Porfirio Lobo, llamó a los ciudadanos a votar por el candidato de su preferencia y aseguró que respetará los resultados y apoyará al ganador de los comicios durante la etapa de transición.

El ganador de hoy, asumirá el 27 de enero de 2014 el destino de un país sumido en una crisis económica sin precedentes, con una violencia que a diario deja unos 20 muertos, casi dos millones de desempleados y un creciente crimen organizado y narcotráfico, entre otros flagelos.