Honduras derribará aviones sospechosos

El Legislativo aprueba nueva ley que permite al Ministerio de Defensa del país centroamericano atacar las naves suspicaces de transportar droga.
De acuerdo a EU, 90 por ciento de los narcóticos ilícitos que se consumen en su territorio pasan por Centroamérica.
De acuerdo a EU, 90 por ciento de los narcóticos ilícitos que se consumen en su territorio pasan por Centroamérica. (Orlando Sierra-AFP)

Tegucigalpa

El Congreso Nacional de Honduras autorizó ayer a la Fuerza Aérea derribar avionetas que entren al espacio aéreo del país centroamericano bajo sospecha de transportar drogas.

El proyecto, aprobado por el Poder Legislativo a pocos días de concluir su periodo de cuatro años, fue presentado por el congresista del gobernante Partido Nacional Óscar Álvarez.

La Ley de Protección a la Soberanía del Espacio Aéreo establece que todas las aeronaves que pretendan ingresar o sobrevolar el espacio aéreo nacional deben cumplir con las disposiciones del Reglamento del Aire, del Convenio sobre Aviación Civil Internacional.

"En caso que se detecte una aeronave no identificada o no autorizada, será sometida al uso progresivo de la fuerza a través de la indagación, interceptación, persuasión y como uso máximo la neutralización definitiva de la amenaza", precisa la nueva ley.

El texto aclara que ello deberá ser autorizado por el Ministerio de Defensa.

También constituirá delito no identificarse ante los órganos encargados del tráfico aéreo o bien proveer información falsa o apagar los sistemas de identificación de la aeronave.

El vicepresidente del Legislativo, Marvin Ponce, informó que la Cámara, integrada por 128 diputados, "dejó aprobada la ley en la que procede el derribamiento de aeronaves que no cumplan con las normas de la aviación civil, como no reportar sus planes de vuelo".

Ponce indicó que él fue el único de los miembros de la Cámara que votó contra d esta ley, porque Honduras es signataria de un tratado internacional que prohíbe el derribo de aeronaves.

El legislador Álvarez advirtió, sin embrago, que dicha ley era necesaria, ya que en Honduras por décadas han aterrizado avionetas con cocaína, utilizando aeropuertos clandestinos que operan en el país.

Quedará a criterio del Ministerio de Defensa restringir vuelos nocturnos en los departamentos de Olancho, al oriente de Tegucigalpa, así como en Gracias a Dios y Colón, en la costa atlántica, donde operan varios cárteles del narcotráfico.

El ministro de Defensa, Marlon Pascua, declaró al diario La Tribuna que con las operaciones que emprenden las autoridades hondureñas se ha "logrado reducir en 74 por ciento la llegada de aeronaves transportando drogas al país" desde mediados de 2010 a la fecha.

"Además logramos incautar unas 53 toneladas de droga, lo cual supera las estadísticas (de decomisos) que se tenían no solo en Honduras, sino en la región", subrayó el ministro.

Según fuentes extraoficiales, el gobierno de Estados Unidos suspendió la entrega de información captada por un radar que le proporcionaba a Honduras los movimientos de las narcoavionetas, porque en junio de 2012 bombarderos de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) derribaron una de esas aeronaves.

De acuerdo con autoridades estadunidenses, cerca de 90 por ciento de la droga que se consume en ese país pasa por suelo centroamericano, especialmente por Honduras, a través de embarcaciones o avionetas que aterrizan en pistas clandestinas de zonas despobladas.

También en Bolivia

La Cámara de Diputados de Bolivia aprobó una ley que autoriza derribar y destruir aviones empleados por redes del narcotráfico en el espacio aéreo nacional.

La nueva ley de seguridad y defensa del espacio aéreo también plantea la creación del Comando Aeroespacial de Defensa, que definirá tareas de intercepción y sobre derribar aviones que transporten cocaína. "Agotadas las medidas preventivas, disuasivas y coercitivas sobre aeronaves declaradas hostiles, previa advertencia, éstas quedan sujetas al empleo de la fuerza", señala la ley.

El diputado Carlos Aparicio, del gobernante Movimiento al Socialismo, precisó que "los aviones del narcotráfico serán incautados a favor de las fuerzas armadas".

La ley prevé que la Fuerza Aérea Boliviana sea dotada próximamente con radares y sistemas de comunicación para identificar a los aviones del narcotráfico.

Bolivia, Perú y Colombia son los mayores productores mundiales de cocaína.

DPA/La Paz