Hollande no se presentará en 2017 si no baja desempleo

A la defensiva, el presidente de Francia, que fue entrevistado en TV con motivo de la mitad de su mandato, reconoció "errores" pero aseguró tener el "cuero duro" y defendió unos Juegos Olímpicos ...
El presidente francés, Francois Hollande (c), habla con los periodistas después de ser entrevistado por televisión en el canal TF1
El presidente francés, Francois Hollande (c), habla con los periodistas después de ser entrevistado por televisión en el canal TF1 (AFP)

París

El presidente francés François Hollande apareció hoy a la defensiva en una emisión televisada en la que fue entrevistado al mediar su mandato, y reconoció "errores", sobre todo respecto al desempleo, pero acotó que tiene "el cuero duro". El mandatario socialista confirmó que no se presentará para obtener un segundo mandato de jefe de Estado en 2017 si el desempleo no disminuye en Francia.

"Si no logro (que el desempleo disminuya) al final de mi mandato ¿piensan que me presentaría ante los franceses?", que "serían implacables y tendrían razón", dijo en declaraciones televisadas. Hasta entonces, "seguiré reformando mi país, tornándolo más fuerte", prometió.

El presidente reconoció que "ha podido cometer errores", en particular sobre el desempleo, del que se había propuesto "una inversión de la curva" en 2013. "Me lo reproché porque era una esperanza para muchos, en particular" para los desocupados, dijo el jefe de Estado en una emisión del canal TF1 en el que respondió a preguntas de periodistas, pero también de varios ciudadanos.

Hollande aseguró que "todas las reformas emprendidas en Francia" fueron decididas por él mismo, recalcando que el primer ministro Manuel Valls sólo "aplica la política" que el presidente "ha fijado para la nación". Manuel Valls es acusado por el ala izquierda del Partido Socialista de deriva "social-liberal".

La emisión se inició con preguntas incisivas sobre sus promesas de campaña de "reencantar" el país y sobre la realidad tras dos años y medio en el poder, en el que la situación económica se ha degradado, pero también sobre el libro vengativo publicado por su ex compañera Valérie Trierweiler.

"No soy presidente de la República porque me tocó en un sorteo (...) No me quejo nunca, soy un ser normal, un corazón, un espíritu, un pensamiento, emociones, debo guardar una forma de pudor", dijo, reclamando el "respeto de la vida privada". "Tengo el cuero duro. Desde hace dos años y medio me aferro", dijo con tono irónico.

No más impuestos, JO y Expo 2025

François Hollande, con niveles récord de impopularidad y carente de resultados frente a la crisis, trataba con esta emisión de dar un nuevo impulso a la segunda mitad de su mandato, en momentos en que muchos califican la situación política en Francia de ambiente de "fin de reino".

La prensa francesa había señalado hoy la dificultad de la tarea para el presidente: Hollande "se juega el todo por el todo", estimó el diario de derecha Le Figaro. Por su parte, Libération (izquierda) señaló la "fractura" que existe hoy entre él y la opinión pública.

Con un crecimiento estancado y un desempleo que no cesa de aumentar, el balance de mitad de mandato del presidente no es bueno, y el giro liberal dado a su política económica es criticado en su propio campo.

Los sondeos señalan que su popularidad cayó al nivel récord de sólo 12% de opiniones favorables y que ocho de cada diez franceses no desean que sea candidato a un nuevo mandato en la elección presidencial de 2017.

Hollande, al que se le reprocha la presión fiscal sobre las familias, anunció que no habrá aumentos de impuestos a partir de 2015 y hasta el fin de su mandato. "A partir del año próximo no habrá ningún impuesto suplementario para nadie", dijo.

Al preguntársele sobre los aumentos impositivos aplicados hasta ahora, el presidente invocó la baja del déficit público. Finalmente, el presidente anunció la candidatura de Francia a la organización de la Exposición Universal de 2025 y se declaró favorable a que París sea candidata a los Juegos Olímpicos de verano de 2024.

"Francia es capaz de grandes acontecimientos, grandes obras", dijo citando en particular la reciente reapertura del Museo Picasso de París y la organización en 2016 de la Eurocopa de fútbol.